Capítulo 11: Segunda etapa, el significado de “equipo”

Le segunda mañana en el desierto de Atacama.

o0640048012456626696

Un maravilloso amanecer.

 

Hablando de amanecer….

 

aunque más o menos sabía que iba a suceder,

me está preocupando que…

 

mi popó no está muy sólido.

 

(Disculpen los lectores que estén comiendo)

 

Comparado con hace unos días cuando tenía diarrea y no tenía apetito,

estoy muy agradecido de poder comer por lo menos,

pero quisiera que sea más firme……

 

Así había rezado todo el tiempo.

 

Y por fin en el segundo día,

 

¡empezó a subir el nivel de solidez!

 

¡¡Es una buena señal para la carrera del segundo día!!

 

Por cierto, el equipo inglés que llegó a la meta 16 minutos antes que nosotros pero no los tres corredores al mismo tiempo,

al parecer “no sabia de la existencia de la regla de 25m”.

 

Aunque eso debería ser una infracción de las reglas,

no les dieron ninguna sanción y van a seguir en la competición.

 

Bueno, todavía es el segundo día.

Nuestro objetivo de hoy es:

“Tratar de no dejarle ir más lejos al equipo inglés, pero no correr muy rápido para guardar la energía”.

o0800053412457924829

(De izquierda, yo, Shin-chan y Kuro-chan)

 

En la ruta de hoy, hay que cruzar muchos ríos y pasar en medio de una duna,

por lo cual es famoso Atacama.

o0534080012456645562

o0800060012456626699

o0615041612457909875

Sobre todo, la parte de bajar la duna es el momento más divertido.

“¡¡Esto es lo que es una carrera en el desierto!!”

o0800060012456626697

(Bajamos hasta abajo muy lejos, correndo rápido sin parar)

o0600039912460817030

o0600039912460817031

La pierna herida está bien por el momento.

Mi estómago también está casi recuperado y hoy no siento el asco.

 

“¡¡Gracias a Dios, estoy corriendo!!”

Estoy tan feliz que grito al cielo.

 

 

Por aquí,

déjenme explicarles las características de los tres corredores del equipo “KIZUNA”.

Como ya habíamos corrido juntos en varias carreras antes de Atacama,

debemos de entender todas las características de cada uno de nosotros.

Sin embargo, aquí tenemos que convivir por 7 días en un desierto,

un ambiente muy diferente y difícil.

Cualquier problema puede suceder a cualquier amistad.

 

Shin-chan:

o0800053412456645561

En cuanto a la capacidad en maratones, es el que tiene más hándicap entre los tres,

pero tiene el poder de ser amigo de cualquier persona,  animar y entretener a los demás,

y decir palabras que llegan al corazón.

Las personas de este tipo son las que siempre salvan de problemas.

 

 

Kuro-chan:

o0400040012456654079

Como antes pertenecía a un club deportivo, es el más estricto con él mismo y tiene espíritu muy competitivo.

También se podría decir que es súper serio.

Gracias a este carácter, a pesar de que tiene menos experiencia, ahora es el mejor corredor con mejor función del corazón y pulmones.

Es el que nos jala hacía adelante en momentos críticos.

 

 

Y yo, Ono:

o0534080012456645560

Es un poco difícil analizar objetivamente a mí mismo,

pero sé que soy fuerte en sacar varias ideas, construir planes y realizarlos,

tal como lo que hice con la investigación previa de otros equipos, planeamiento de estrategias para toda la carrera y la idea de maratón disfrazado.

También tengo más experiencia en carreras de larga distancia y trail running.

Sin embargo, tengo problemas de preocuparme y pensar demasiado.

(Justamente ahora tengo las consecuencias de eso en la pierna y en el estomago.)

 

 

Sí, los tres somos bien diferentes.

En la fiesta de partida a Atacama, cada uno dimos presentación sobre su deseo y me gustó mucho lo que Shin-chan nos contó sobre la diferencia entre “equipo” y “grupo”:

 

“Lo que produce un grupo es simplemente la suma de todos los individuos que pertenecen,

mientras que en un equipo cada miembro les escucha a otros, responde constructivamente y reconoce los éxitos e intereses de los demás,

así sintetizando los valores y produciendo más poder que una simple suma de todos los individuos.”

 

La verdad es que en el primer día de la primera etapa, hubo una pequeña disputa entre Kuro-chan y yo.

 

Yo decía: “¡Hay que correr divirtiéndonos (para ganar)!”

mientras Kuro-chan decía: “¡Hay que hacer todo lo posible (para ganar)!”.

 

Claro que todos compartíamos el objetivo de “ganar el campeonato”,

pero cada uno tiene diferente manera de llegar al objetivo.

 

Por ejemplo, la idea de detenernos en medio de la carrera por un momento para tomar unas fotos,

para mí era una idea positiva porque en una carrera larga como ésta necesitamos una “situación divertida” para alentarnos mentalmente para ganar,

mientras que para Kuro-chan era negativa porque perderíamos el tiempo en el que podríamos estar avanzando para ganar.

 

No existe una respuesta correcta.

Lo importante es respetar la idea del otro.

Pero corriendo a la altura de 3000m con falta de oxígeno, con el calor de 40ºC cargando mochila de 10kg, se nos va perdiendo la calma.

La disputa en la etapa 1 también fue por eso.

Shin-chan, que jugaría el papel del conciliador,

estaba corriendo desesperadamente porque no se sentía muy bien.

Había un ambiente incómodo entre Kuro-chan y yo,

pero al final llegamos a la meta, chocamos la mano y dijimos sonriendo “hay que respetarnos”.

En el segundo día ya estábamos riéndonos:

“¡Hay que discutirnos una vez por día!”

 

 

Ese segundo día, aunque el estómago de Shin-chan andaba bastante mal,

al final terminamos conversando sobre nuestras historias románticas.

Terminamos la etapa 2 y mi pierna en cuestión no había sufrido de ningún problema,

pero me empezó a doler el tobillo del lado contrario (la parte externa) del lado lastimado (interna).

 

“Tal vez estoy protegiendo demasiado la parte lastimada….

Pero bueno, aguantará. Más bien, ¡Qué suerte tengo de poder seguir corriendo después de dos días enteros!”

 

 

En el segúndo día, como individuo quedé en el 28° lugar.

Aunque corrí igual de despacio como el primer día en que quedé en el 42°, no me salió mal el resultado.

Además, como equipo le ganamos al equipo inglés que nos estaba ganando el día anterior,

siendo la suma del tiempo de los dos días 10 minutos menos de la del equipo inglés.

 

“Nuestro objetivo era no perder con más de 16 minutos,

y después de sólo un día le ganamos con 26 minutos en total.

Y eso que fuimos a ritmo bastante despacio. Nos está yendo muy bien.

Pero puede que ellos también hayan corrido despacio hoy. No hay que descuidarnos.

Total, nos está yendo bien. ¡Qué alegría!”

 

 

No obstante, en este día también hubo un movimiento raro del equipo inglés.

Uno de ellos llegó solo a la meta 4 minutos antes de que llegaran otros dos.

 

“Otra violación de reglas….

¿Cuál será su intención, competir como equipo o como individuos….?

 

Todos los corredores tienen su propio ritmo de correr.

Pero si uno está en un equipo, debe correr “al mejor ritmo del equipo” considerando las capacidades y las condiciones de salud de todos los miembros.

Nosotros pensamos que el corredor inglés que llegó primero, si la diferencia era de sólo 4 minutos, debió haber esperado a otros dos, pero bueno, tendrán sus propias situaciones bajo esta circunstancia.

 

A fin de cuentas, el equipo inglés que fue advertido por sus errores,

tomó decisión de salir de la competencia por equipo y seguir como individuos.

 

Además, el equipo alemán tampoco pudo seguir como equipo,

porque uno de los tres corredores abandonó la carrera luego de lastimarse en un río,

quedando así sólo 2 corredores, lo cual no alcanza el número mínimo que se permite formar un equipo.

 

Después de sólo 2 días, ya quedan solamente 2 equipos:

nosotros, el equipo “KIZUNA” y el equipo escocés que van unas horas atras.

(de este equipo también abandonó uno y ahora quedaban 3 corredores de los 4 originales.)

 

Ya estamos viendo que si no abandonamos, la victoria está asegurada.

Aún así, no podemos dejar de tener cuidado.

 

Este día, agregamos nuestro nuevo objetivo de “ir superando nuestros records como individuos, sin abusar el cuerpo para continuar dando preferencia a ganar como equipo”.

Por el momento, nos concentramos en superar el record de Kuro-chan, el 28° lugar entre todos los corredores.

 

Por otro lado, sentimos el terror de la competencia por equipo.

 

El equipo inglés se deshizo sin aclarar las razones, a pesar de que todos parecían bien de la salud y con alta capacidad de correr.

 

El equipo alemán que parecía tener muy buena relación entre los corredores vestidos de su uniforme original, tuvo que abandonar la competencia, debido a la lesión de un miembro.

 

Apenas han pasado dos días de la competencia.

A nosotros también nos pueden pasar las mismas cosas.

 

“Dependería de cómo vaya a estar mi pierna después de la tercera etapa de mañana.

Espero que no le pase nada antes de la etapa 4, donde vamos a tener que correr al ritmo real…

Bueno, ¿para qué me preocupo desde ahora?”

 

 

Termina la segunda etapa, bajo el cielo lleno de estrellas.

o0800053412457924830
(Adentro de la casa de campamento. Shin-chan al fondo y yo dormiendo con una máscara para evitar la sequedad.)

 

 

……continuará……

 

Capítulo 12: Tercera etapa, varios sentimientos hacia el desierto

Tercer día, tercera etapa.

Hoy empezamos a acelerarnos poco a poco.

 

Pero no vamos a subir la velocidad de correr, sino el objetivo es

“El ritmo puede ser despacio, pero caminar menos y correr en todos los lugares donde se puede”.

Caminar en menos lugares contribuye bastante a la mejora del tiempo total.

 

Desde antes del inicio de la carrera, nosotros el equipo “KIZUNA”,

nos alentábamos con este slogan, un arreglo del slogan del equipo triatleta “Iomare”, al que los tres pertenece:

 

“¡Gánate a ti mismo!

¡Todos somos un equipo!

¡Agradecemos todo!

¡¡El equipo “KIZUNA”!!

 

En la mañana del tercer día, cuando íbamos a dar el grito del slogan,

se acercaron algunos de otros corredores japoneses pidiendo hacerlo con nosotros.

 

“¡Gánate a ti mismo!

¡Todos somos un equipo!

¡Agradecemos todo!

¡¡El equipo “KIZUNA” y JAPÓN!!”

 

Y comienza la etapa 3.

Se suponía que la ruta de este día no iba a ser tan difícil,

pero nos dimos cuenta de que no era cierto.

o0600040112457916776
(Poco después del comienzo, hay que correr entre la maleza)

 

Y después de ver la meta y sentir que ya casi llegas,

sigue el recorrido larga y difícil.

o0599039912457912748

(Vemos las casas de campamentos a un paso, pero en realidad falta mushísimo)

o0599039912457912747

Subimos y bajamos por varias dunas,

o0602040012457916843

atravesamos ríos de barro,

pasamos por el suelo que no está firme,

y cuando pensamos que ya por fin llegamos,

otras dunas que subir y bajar.

o0800060012456678916

(Antes de bajar a la zona de cauce abajo de la duna. Bajé rápido gritando “¡Qué divertidooo!” y me llené de barro)

o0598039812457909876

(Kuro-chan (izquierda) contento por haber terminado de subir y yo (derecha))

 

Esto fue bastante duro, más para la mente que para el cuerpo,

pero el equipo “KIZUNA”, sin sufrir mayores problemas, terminó la tercera etapa quedando en el 27º lugar.

También cumplimos el objetivo de “correr en todos los lugares donde se puede correr”.

 

Además, sorprendentemente, mi tobillo que me empezó a doler después de la etapa 2

¡dejó de doler mientras estaba corriendo en la etapa 3!

 

¿Será porque corrí prestándole atención para que no se cargue el peso al tobillo y tampoco a la parte lastimada…?

 

siempre me he acordado de una frase memorable que me decía un maestro en carreras:

“Ono, los dolores en las piernas se curan mientras corriendo.”

 

….. O, ¿será que me estoy acercando al nivel de maestro?

 

Total, mi corazón está lleno de alegría.

 

“¡¡Antes de empezar la carrera no imaginé que estaría tan sano antes de la etapa 4!!

¡¡Gracias, Dios!!”

 

 

Por aquí, permítanme hablar un poco sobre otros corredores.

 

Muchos atletas participan con diferentes historias y diferentes objetivos.

Entre ellos, quisiera destacar a dos corredores ciegos de Japón y Brasil.

 

Ellos, obviamente, no pueden correr sin acompañantes.

El que le acompaña a Hamada-san, el corredor ciego de Japón,

es Kim-san, coreano residente en Japón que solicitó ser acompañante

por su deseo de “ser mediador de Corea y Japón que últimamente no ha tenido una relación bilateral muy buena”.

Ahí entró también Hwan-san, coreano que vive en Corea, siendo 3 personas en total que corren juntos.

 

No obstante, este día de la etapa3,

muchos corredores llegan tarde y exhaustos a la meta.

Y Hwan-san, que se suponía que ibaa a regresar junto con Hamada-san y Kim-san,

llega solo con su cara triste.

 

Hwan-san solo habla coreano y yo no entendí lo que decía,

pero al parecer Hamada-san y Kim-san tenían muchas dificultades en la ruta de este día

y Hwan-san tuvo que regresar solo antes de que llegara la hora límite.

Hwan-san hizo el gesto de “discúlpenme”.

 

“¡Cómo puedes sentirte mal, si todos estamos muy agradecidos de tu ayuda!”

 

Cae el sol y se oscrece.

 

Todavía no han llegado Hamada-san y Kim-san.

 

…. ¿Será que ya van a tener que abandonar la carrera en la etapa 3…?

 

Cuando empezamos a sentir así, apareció una luz de linterna para cabeza que se mueve lentamente.

 

“¡¡Hamada-san y Kim-san!!”

 

La meta está en la cima de una duna.

Desde arriba, muchos corredores alzamos las banderas de Corea y Japón

alentando a Hamada-san y a Kim-san que lo está guiando.

 

Y por fin….

o0600040012456700024

(Kim-san jalando a Hamada-san que no tiene la vista)

 

Entre gritos y aplausos, llegaron a la línea de meta.

o0600040012456700025

(Hamada-san, gastado toda su energía, cae al piso después de llegar a la meta)

 

Fue una ruta muy dura que aún para nosotros era difícil escoger por dónde pasar.

Ellos lo lograron con todas las dificultades y desventajas.

Me quedo tan conmovido que no me sale ni una palabra.

 

Éste es un verdadero equipo.

 

Mañana ya empezamos a correr al ritmo rápido.

Pase lo que pase, ¡haremos todo lo posible!

 

 

……continuará……

 

Capítulo 13: El otro miembro

No sé si fue porque estaba demasiado emocionado por la llegada dramática de Hamada-san y Kim-san en la etapa 3,

pero esa noche de la etapa 3 no pude dormir casi nada y cuando me di cuenta, ya era después de las 2 de la mañana.

De hecho, la noche anterior tampoco pude dormir y tuve que pedirle a Kuro-chan que me diera una pastilla de hipnótico y por fin tuve un sueño ligero.

 

“Yo he corrido 250km por 44 horas sin dormir 2 noches. ¡No pasa nada!”

 

Vamos en la etapa 4.

 

Como habíamos planeado, hoy empezamos a correr a nuestro ritmo real.

Además, la ruta de hoy es la más difícil y tiene “mala reputación”.

o0800060012456713279

La tierra está así de feo, duro e irregular,

o0800060012456713277

y continúa eternamente.

o0800060012456713278

A veces se siente estar encima de un pastel de chocolate que tiene muchos hoyos raros,

o0800060012456713276

y también hay ríos que cruzar.

 

A pesar de la irregularidad de la tierra, había bastantes sitios donde se podía correr

y terminé la etapa 4 en el 23º lugar.

Me hace sentir bien ir subiendo poco a poco de posición todos los días. 

La pierna no está mal.

 

Ya sólo faltan la etapa 5, la ruta larga que empieza mañana, y la etapa 6 del último día.

La etapa 6 tiene unos 10km nada más, así que prácticamente la etapa 5 de mañana define si llegamos a la meta o no.

O sea, va a ser el día decisivo.

Un día antes de la etapa decisiva y estoy bien de la salud, con la pierna sana.

Para mí, es un milagro.

De seguro, es porque Toshio-san me está protegiendo.

 

・・・・・・

・・・・・・

 

Por aquí, permítanme contarles sobre Toshio-san,

el otro miembro de nuestro equipo “KIZUNA”.

 

Siendo diseñador internacionalmente exitoso,

diseñó nuestro uniforme que los tres tenemos puestos ahora.

o0800053212456960382

También es un atlete con mucho más experiencia que nosotros

y para nosotros, es como nuestro hermano mayor.

Ese hombre es Toshihiko Shimada, alias Toshio-san,

cuya foto ha estado pegada en nuestras mochilas desde el primer día en Atacama.

o0800060012456732324

Yo conocí a Toshio-san hace 2 años y medio.

Los dos no sabíamos nadar más de 25m pero lo aprendimos

y junto con Shin-chan y otros 5 ó 6 atletas, se nos ocurrió:

 

“Hay que intentar triatlón”

“Entonces hay que ir con un uniforme genial”

 

Así sucedió que Toshio-san, triatleta desde hace mucho y también diseñador,

entró a nuestro equipo de triatlón “Iomare” y diseñó este uniforme.

o0800053412456744875

En el uniforme está escrito

 

“KIZUNA since 2010″,

 

conmemorando el año de creación del equipo.

 

El equipo “Iomare”, en tan sólo 2 años y medio,

congregó a excelentes atletas de diferentes generaciones y antecedentes

y creció a ser un gran equipo con 100 miembros.

 

Sin que nos diéramos cuenta, el mismo uniforme que hizo Toshio-san

se había convertido en nuestro “kizuna (lazo)” .

 

Personalmente también, veía a Toshio-san y decía yo:

“Yo también quiero ser tan magnífico como Toshio-san”

y mi esposa me respondía:

“Tú no tienes todo el material que tiene Toshio-san. No deberías intentar lo imposible”.

Todo porque Toshio-san era el hermano admirado por todos.

 

Sin embargo, un año antes de la carrera de Atacama,

de repente llegó ese momento.

El momento en que nos enteramos de la mala noticia.

 

“Toshio-san tiene un cáncer terminal

y le queda sólo 1 año de vida”

 

Toshio-san, luchando contra el cáncer, siempre decía con una sonrisa:

 

“Superar el cáncer va a ser mi reto más grande de mi vida”

o0800053212456752559

Y hasta decía esto:

“Después de un año, hay que invitar al doctor que me dio el diagnóstico

y hacer una ‘Fiesta de mi supervivencia’”

 

Cuando íbamos a visitarlo, era siempre él que nos alentaba con sus palabras afectuosas.

o0800053212456752560

(Una foto de cuando los miembros originales de “Iomare” fuimos a visitarlo justo después del diagnóstico del cáncer terminal. Al centro está Toshio-san, ya le habían dicho que le quedaba un año de vida.)

 

Habían pasado 11 meses mientras Toshio-san estaba luchando contra el cáncer,

sin perder nunca la esperanza ni la sonrisa bajo cualquier situación severa.

Se acercaba el día de nuestra carrera en Atacama,

y también se acercaba el día del cumplimiento de “un año”.

Toshio-san, cada día más debilitado, nos dijo:

 

“A mí siempre me ha gustado animar a otras personas

y he sido muy tímido para ser animado,

pero ahora que estoy sintiendo dolores que me hacen dudar que no pueda superar,

y que ha habido momentos en que he sentido la llegada de ‘el final’,

siento que podría aguantar más, si ustedes me pudieran animar

corriendo en Atacama con toda su energía.”

 

Fue la primera cosa que nos pidió Toshio-san,

que siempre, bajo cualquier situación,

nos apoyaba con su sonrisa y gentileza, sin expresar ninguna queja ni descontento.

 

A pesar de que nosotros hemos tenido tantas cosas que agradecerle

y que siempre hemos querido pagarle,

es él que siempre nos ha apoyado, hasta en sus momentos difíciles.

 

Y por fin, tenemos una oportunidad de devolverle todos los favores recibidos.

 

¡¡Por supuesto que lo animaremos con todo gusto y toda la energía!!

 

Gracias al uniforme que nos hizo Toshio-san,

¿Cuántos amigos y cuántos retos hemos conseguido?

¿Cuánta experiencia y cuántos “kizuna“s hemos ganado?

Y más que nada,  cómo nos enseñó

la importancia de un equipo,

la excelencia de un kizuna,

la suerte de tener un reto,

y sobre todo,

la mejor forma de vivir como un ser humano.

 

Nosotros también, siquiera un poco, tenemos que pagarle.

Nosotros, vestidos del uniforme de Toshio-san que en cierto sentido es su “alma”,

como un “equipo” que siempre él ha respetado,

llegaremos a la meta mostrando nuestra energía y ganaremos el campeonato.

Queremos que vea esa escena.

 

Con ese gran deseo, fuimos a Atacama.

 

Otra cosa que hemos aprendido de Toshio-san es:

 

“Siempre vivir con humor y alegría,

bajo cualquier circunstancia,

disfrutando de la situación y de sí mismo”.

 

La política nuestra de no dejar el disfraz,

aunque estábamos aspirando seriamente la victoria mundial

y teníamos que entrenarnos duro y cargar menos peso posible,

también nació del concepto de “disfrutar siempre”.

 

Tal como dice la canción “Waraereba (Si puedes reír) de la banda Ulfuls, la canción favorita de Shin-chan que me gustó a mí también:

“Estará bien si puedes reír.

Si puedes reír al final”.

 

 

“¡Vamos a ganar en su uniforme!

¡Y vamos a correr disfrazados!

¡De nabo, plátano y jirafa!”

 

Transmitimos este mensaje, y con la ayuda de Anna-chan y Mizuki-chan, también miembros de Iomare, estos peluches fueron enviados a la habitación de Toshio-san.

o0800106712469520401

(Y aquí están los verdaderos:)

o0800120512469520402

Toshio-san, con los peluches de nabo, plátano y jirafa en sus manos, probablemente por la primera vez en su vida en que ha sido un pionero en la industria de modas,

se quedó viendo los peluches extraños con su cara de felicidad.

 

“Imagino que estos tres van a divertirse mucho corriendo en Atacama,

todos queriendo robar las miradas de toda la gente…”

 

Y poco antes de nuestra salida a Atacama,

dijo Toshio-san:

“Me gusta el escudo que les ponen a sus mochilas en Atacama….

Yo también quiero ponerlo en mi silla de ruedas y apoyarlos sintiendo que estoy con ustedes”

o0534080012456785181

“Los corredores también ponen un termo así en la mochila ¿verdad?

Entonces yo quiero uno de starbucks”

o0534080012456788014

(A la izquierda, Miki-san, la esposa de Toshio-san que fue novia de él por 7 años y se casó después del diagnóstico del cáncer)

 

Así, más que nadie, estaba esperando nuestro desafío en Atacama.

 

Sin embargo, el tiempo siempre es limitado para todos

y cruel.

 

3 ó 4 días antes de nuestra salida a Atacama,

Miki-san que siempre tiene su máxima sonrisa

nos dijo en lágrimas:

 

“El doctor dijo que tal vez le queda una semana”.

 

Esa noche me deshice en lágrimas.

¿Pero para qué sirve llorar?

Hay que actuar inmediatamente para hacer lo que se pueda hacer.

 

En la misma noche, les avisé a los miembros del equipo de triatlón “Iomare”,

a quienes Toshio-san les ofreció el kizuna en forma del uniforme.

“¡¡Mañana nos reuniremos en el cruce de Tengenji que se puede ver desde la habitación de Toshio-san!!”

Un plan que se nos ocurrió de repente, juntando las ideas de Shin-chan y otros miembros del equipo para dar la máxima animación a Toshio-san y Miki-san que lo apoya.

 

“En el puente del cruce de Tengenji que se puede ver desde la habitación de Toshio-san,

¡le mandamos un mensaje para animarlo, vestidos del uniforme que él creó!”

 

Aunque les avisamos con muy poco tiempo, muchos miembros nos acompañaron.

Y pudimos realizar esta escena en el cruce de Tengenji.

 

Un mensaje para Toshio-san y Miki-san que están viendo desde el hospital.

“Toshio-san, ¡Gracias por Kizuna!”

o0800041712457831333

“Miki-chan, ¡Gracias por tu sonrisa!”

o0800041612457831332

“¡¡Todos somos compañeros!!”

 

Toshio-san, levantando su cuerpo que ya no se mueve fácilmente,

se quedó viendo nuestro mensaje.

Con Miki-san que siempre nos ha apoyado.

 

o0800050112457831331

Toshio-san, Miki-san,

¡¡Muchísimas gracias por todo!!

o0800041612457831330

 

Y llegó el día de nuestra partida a Atacama, el 27 de febrero.

Nuestro plan era reunirnos a las 7 de la mañana en el hospital de Toshio-san y partir para el aeropuerto de Narita a las 8.

Sin embargo……

 

El mismo día, la misma mañana en que íbamos a partir de Tokio para Atacama,

Toshio-san, después de su larga lucha de 11 meses contra el cáncer,

a las 2:43 de la mañana del 27 de febrero,

a tan sólo 50 años de edad, se nos fue ante nosotros.

 

Como les conté antes, ese día yo estaba sufriendo de terribles escalofríos después de mi viaje de negocio, por lo que tuve que ir al hospital justo después de llegar a Japón y luego regresar a mi casa para prepararme para la salida a Atacama,

cuando recibí la llamada de Shin-chan que estaba en el hospital de Toshio-san.

Fui corriendo al hospital y un par de horas después, me despedí de él para siempre.

 

Toshio-san, gracias por esperar mi regreso de China.

 

Extrañamente, el 27 de febrero, el día del fallecimiento de Toshio-san,

dicen que es el “día de kizuna”.

 

Kizuna que está escrito en nuestro uniforme

“KIZUNA since 2010″

y también “KIZUNA”, el nombre de nuestro equipo en Atacama.

 

Además, también esperó que pasara el día del aniversario con la más querida Miki-san,

con la que se casó luego de 7 años de novios y después de saber el hecho del cáncer.

 

“Toshio-san, qué persona tan admirable hasta el último momento…”

 

La razón por la que corrimos en el maratón de Tokio disfrazados,

una semana antes de Atacama y con el riesgo de reaparición del dolor en la pierna,

fue para que se animara Toshio-san, que estaba debilitándose cada día más,

viéndonos en la retransmisión viva en Ustream.

o0800053312456812633

(Shin-chan de plátano, yo de nabo, Udagawa-chan de pastel y Rikimaru-chan de soya que manejó el avión a Nueva York)

 

Gracias a la inteligencia de Shin-chan que escribió “TOSHIO” en su plátano,

un monton de gente del público nos animó gritando:

“¡¡Dale, Toshioooooo!!”

 

El público habrá pensado que el plátano se llamaba Toshio,

pero de todos modos toda la animación fue remitida a Toshio-san, a través de Ustream.

 

Cuando me mataba la preocupación de la salud y la pierna antes del maratón de Atacama,

siempre me acordaba de Toshio-san que nunca olvidó de sonreír sin decir ninguna queja mientras luchaba contra “el miedo que me hace dudar que no pueda superar hoy”,

lo cual me daba mucho coraje.

 

Poco antes de nuestra partida a Atacama,

aunque ni siquiera podía levantarse con facilidad,

Toshio-san escribió mensajes alentadores para nosotros, en nuestros uniformes.

o0800060012456587278

Kuro-chan no alcanzó por su viaje de trabajo al extranjero,

pero Toshio-san tomó dos días enteros para escribir estos mensajes en los uniforme de Shin-chan y yo,

con su cuerpo debilitado.

o0800060012456967253

En el sol saliente de la parte frontera puso la letra “kizuna“.

Y esta carta que escribió Toshio-san en la noche anterior al maratón de Tokio,

con muy poca energía y perdiendo la conciencia por los medicamentos,

a mano, con toda su fuerza.

Ahora la vemos como su testamento.

o0800060012457018618

“Cuando vas a un restaurante a comer pasta con todos después de una competencia,

no deberías escoger un plato sólo para ti para presumir tu selección,

sino que hay que decidir un plato, cualquiera, entre todos.

En italia, lo mejor es comer pasta con tus personas favoritas.

Así sentí.

No puedo esperar a verlos en el maratón de Tokio.

¡No se fuercen demasiado!

Shimada”

 

Pensando ahora, siento que en su último mensaje quiso instruirnos sobre la importancia de un equipo.

 

En estos 4 días, a pesar de que todos los 3 compartimos el mismo objetivo,

algunas veces nos discutimos por pequeñas diferencias de la manera de acercarse al objetivo.

 

“No deberías escoger sólo para ti para presumir tu selección,

sino que hay que decidir un plato, cualquiera, entre todos.”

 

De seguro, Toshio-san nos quiso enseñar el concepto del equipo.

Así, nos despedimos de Toshio-san que cerró los 50 años de su vida,

unas horas antes de la salida a Atacama,

nos quedamos ahí hasta el amanecer y vinimos a Atacama.

 

La pérdida del equipaje de Shin-chan en Nueva York

debe haber sido porque Toshio-san, cuya alma estaba en el uniforme,

quiso pasear por Nuea York.

 

 

El velorio de Toshio-san empieza a la misma hora en que nosotros empezamos a correr en la etapa 5 de toda la noche (8:00 a.m. hora Chile y 8:00 p.m. hora Japón).

 

En los dos lados completamente contrarios de la planeta Tierra,

va a empezar cada “velatorio” de toda la noche.

 

Y la ceremonia fúnebre de Toshio-san va a empezar 14 horas después (10:00 p.m del 07/03 hora Chile y 10:00 a.m. de 08/03 hora Japón).

 

“Toshio-san ha corrido todos estos 4 días con nosotros aquí en Atacama

y nos ha protegido todo el tiempo.

Cueste lo que cueste, terminaremos la etapa 5 antes de la hora de comienzo de la ceremonia fúnebre , para que él pueda regresar tranquilamente a Tokio.”

 

 

En la tarde del cuarto día, después de la etapa 4,

Ino-chan y Tomo-chan del equipo de prensa nos convocan a la casa de campamento de ellos.

Antes de nuestra partida, habían entrevistado a Toshio-san

y habían grabado un video de su mensaje para nosotros y lo trajeron a Atacama.

El video que Toshio-san pidió que enseñaran a nosotros el equipo “KIZUNA”

en algún momento en que necesitáramos más fuerza y energía en Atacama.

En cuanto veo los ojos de Toshio-san,  enérgicos y afectuosos al mismo tiempo,

ya no sé cómo detener mis lágrimas.

o0800046112457435645

Desde esa mañana en que nos despedimos de él,

he aguantado sin llorar.

Toshio-san, através de la pantalla,

está transmitiendo sus mensajes para cada uno de nosotros.

 

Siempre nos apoyó así,

viéndonos con sus ojos de energía, cariño y comprensión.

 

No podía detener las lágrimas que venían de agradecimiento y tristeza,

pero traté de aguantarlas para recibir bien sus mensajes.

 

“Si estoy llorando, Toshio-san me va a regañar.

Mañana en la etapa 5, le echaremos todas las ganas y haremos que alcance a la ceremonia.

Y rezaremos por Toshio-san.”

 

Le mostraremos nuestra victoria.

Pase lo que pase, a toda costa.

¡¡Y terminaremos con la máxima felicidad!!

 

 

……continuará……

 

Capítulo 14: Quinta etapa, la desvelada

Llegó la mañana.

 

La etapa “overnight” que empieza en Japón y aquí en Chile, el otro lado de la Tierra, al mismo tiempo.

 

Hoy tenemos 3 objetivos:

1. Llegar a la meta antes de la ceremonia fúnebre de Toshio-san (dentro de 14 horas)

2. Correr a la máxima velocidad y concentrarnos en mejorar de posición

3. Si es posible, llegar a la meta disfrazados (sin olvidar la sonrisa nunca)

 

Por cierto, el punto de partida de la etapa 5 (el sitio de campamento después de la etapa 4)

era un lugar muy bonito que hace recordar el Salar de Uyuni.

o0800053412457041641

Cuando lo vimos el día anterior, dijo Shin-chan:

“Qué hermoso…. Ono-san, hay que entrar un poco”

 

Pero yo que tenía experiencia en el desierto de Gobi,

donde me dio una infección en el pie y por poco abandonaba la carrera,

dije:

“¡No! Para la carrera de mañana, no hay que meternos al agua.”

 

Sólo nos acercamos al borde y tomamos una foto.

o0800060012457048850

Sin embargo, al iniciar la etapa 5….

o0800060012457052181

 

OK, tenemos que correr en el lago.

 

Di los primeros tres pasos pensando:

“Hoy corremos 76km. Si se mojan los pies al comienzo de la ruta,

puede surgir cualquier problema después, como callos.

Hay que tratar de no mojarlos”

 

Sin embargo, ya después del cuarto paso decía:

“¡Hay que correr jugando con el aguaaaa!”

o0800060012457052180

(Los tres miembros del equipo “KIZUNA” en el lago. De izquierda, Kuro-chan, Shin-chan y yo)

o0800060012457052179

(Shin-chan cargando el plátano y Kuro-chan a la derecha)

 

Estamos corriendo en un paisaje tan bonito.

No sé si es porque estoy más acelerado,

que hoy veo a diferentes participantes alrededor.

Hasta rebasé a Vlad una vez, el que quedó en el segundo lugar entre todos.

(Después me rebasó otra vez y al final llegó tres horas antes que yo.)

 

Aunque yo no había dormido casi nada por tres noches consecutivas,

los tres, incluyendo a mí, ¡estamos muy bien física y mentalmente!

Avanzamos corriendo, pisando diferentes terrenos.

o0800060012457052178

Por el salar del inicio de la etapa 5, los cordones de mis zapatos se solidificaron completamente,

corrimos pisando la sal cristalizada de diferentes formas,

y también, ¡hubo una sorpresa de refrescos!

o0800060012457064126

Estaba tibio pero era lo más rico que había probado.

¡Saluuuud!

o0800060012457063800

Lo extraño fue que este quinto día,

nos pasó a los tres al mismo tiempo el hinchazón en las manos y los pies,

que es algo muy normal en las carreras en desiertos pero que nunca nos había pasado en los 4 días anteriores.

Es un síntoma que aparece cuando el cuerpo ingiere demasiada sal

o  cuando no absorbe bien el agua por malestar del estómago.

 

“Debe ser que Toshio-san regresó por un rato desde Atacama a Tokio para su velorio”

 

Los tres mantuvimos el buen ritmo

y por fin se acerca la línea de la meta.

Seguramente hemos subido de posición también.

 

“OK, ¡¡Vamooos!!”

 

Y llega el momento esperado.

 

El momento de llegar a la meta disfrazados.

 

Habíamos planeado desde el principio:

“Cuando veamos que sí vamos a ganar el campeonato, llegaremos a la meta con nuestros disfraces.

Pero, la meta del último día, terminaremos en el uniforme de Toshio-san”.

 

La meta de esta quinta etapa es la única oportunidad.

 

Y por fin….

 

 

o0600040012457112750

No llegamos en 14 horas que era nuestro objetivo, sino en 11 horas y media.

 

¡Terminamos la etapa 5 en el 16º lugar !

 

o0600040012457112753

Los tres corredores muy contentos por su éxito.

 

“Ya casi está asegurada nuestra victoria.

No sólo eso, sino que ¡vamos a quedar en posiciones bastante buenas como individuos también!”

 

o0596039712457120666

Kuro-chan, que siempre iba delante y definía el ritmo del equipo.

o0598039712457120665

Shin-chan, que aunque tiene menos capacidad de correr, persistió más que nadie.

o0596039712457120667

Y yo, que siempre tengo que esforzarme en explicar “nabo japonés” a los corredores extranjeros.

 

Tres señores disfrazados llegan a la meta y están llorando.

No es una escena bonita pero Alina, la directora del maratón que ya conocía nuestra historia, también viene llorando a abrazarnos.

 

¡Toshio-san! ¡Lo logré!

 

¡Va a alcanzar a la ceremonia!

 

 

……continuará……

Capítulo 15: Etapa 5-2, llegada de la persona esperada

Después de la etapa 5 en la que corrimos por 11 horas y media,

ya sólo nos falta la etapa 6 de 2 días después.

(La etapa 5 dura por 2 días, por lo cual nosotros que terminamos en un día podemos descansar por un día entero.)

 

Las cintas de mis piernas, de las que siempre me había preocupado pero que no tuvieron ningún problema, se volvieron sacas y rotas en una semana.

o0800060012457063799

Más que las cintas, no puedo creer que la pierna lastimada haya aguantado hasta ahora.

En el maratón de Tokio de una semana antes, a los 10km ya empezaba a doler,

y ahora después de correr los 240km, no le ha pasado nada.

 

“Toshio-san me está protegiendo.”

 

Antes de la carrera, estaba así:

o0800060012456615424

Y después de la carrera, así:

o0800060012457063798

En estos tres días no he podido dormir bien,

y esta noche, aún después de correr 11 horas y media en la etapa 5,

otra vez siento raro mi estómago y no puedo dormir.

Tal vez es porque de repente me solté de la presión invisible con la que estuve luchando todo este tiempo.

 

Como no puedo dormir y tampoco me sirve estar acostado,

me levanto en la plena oscuridad para recibir a los corredores que todavía van llegando a la meta.

 

“Me va a servir más ver las llegadas enérgicas”

 

Por ser una etapa larga, un corredor llega en cada 30 minutos o a veces hasta 1 hora.

Sin embargo, cuando encuentro una luz de linterna que se mueven de lejos, siento un gran entusiasmo y me da mucha valentía.

 

“El que corre por más tiempo es el más resistente.

Es increíble el coraje de regresar solo, en esta oscuridad…”

 

Cuando pensaba así, veo que un hombre entra a mi vista, corriendo enérgicamente.

 

“¡¡Kiyopi!!”

 

La verdad es que en este maratón de Atacama, había otro corredor que participaba por mi culpa.

 

Kiyohisa Takahasi, alias Kiyopi, a quien conocí por Twitter hace unos 3 años y le involucré en mi afición a correr.

 

Kiyopi se había inscrito en Atacama más de 6 meses antes, pero por su intención de

“No decirle a nadie sobre mi participación en Atacama para que sea una sorpresa”,

en la lista de inscripción estaba con su nombre falso (Kirikomi Takaichiro).

 

Kiyopi también se había entrenado mucho antes de Atacama,

pero después de los dos primeros días lo vi tan cansado que me sentía mal por haberlo traído.

 

“Kiyopi, hay que concentrarnos en terminar toda la carrera. ¡Haremos el equipaje lo más ligero posible!”

 

Revisé todo lo que tenía en su mochila.

“Esto no es necesario para terminar la carrera. ¡Fuera!”

“Esto sí es indispensable. ¡Adentro!”

 

Así le ayudé a aligerar su mochila.

 

Gracias a mi revisión de equipaje, después del tercer día se fue acelerando

y también en esta etapa 5, está regresando antes del medianoche y además con una arrancada final.

 

“¡¡Kiyopi!! ¡¡Lo lograste!!”

o0600040012457325435

(En la meta de la etapa 5, yo abrazando a Kiyopi (izquierda))

 

Kiyopi: “Ono-chin, gracias por traerme”

Yo: “No…. ¡Gracias a ti! ¡¡Gracias!!”

 

Nunca me había sentido tan feliz por la llegada de alguien.

Es una sensación muy única.

 

Recibiendo con aplausos a más corredores que regresaban uno tras otro,

me quedé ahí hasta las 7 de la mañana sin dormir nunca, envuelto en una bolsa de dormir.

 

Y en la madrugada tomé una siesta de 1 hora y me levanté otra vez para recibir más atletas.

Al final, todos los 20 participantes japoneses, incluyendo a Hamada-san que no tiene la vista, llegaron sanos y salvos a la meta del etapa 5.

 

“Ya estamos viendo la posibilidad de terminar la carrera junto con todos otros japoneses.

¡¡Sería magnífico que todos lo pudiéramos lograr!!”

 

 

Ahora sólo nos falta la etapa 6 de mañana, el último día.

 

Y si la terminamos,

 

¡¡fin de la carrera!!

¡¡el campeón mundial que siempre hemos soñado!!

 

 

……continuará……

 

Capítulo 16: Y, rumbo por la victoria

La etapa 6 del último día.

 

Si acabamos esto, finalmente

“término de la carrera de 250km en el desierto de Atacama”.

 

Si llegamos a la meta,

nos esperan la primera ducha en 1 semana, buena comida y cerveza.

 

Y el equipo “KIZUNA” va a ser el campeón del mundo.

 

 

En la mañana de la etapa 6, el ambiente está muy pacífico.

Tomamos una foto conmemorativa con los de la casa de campamento, con los que estuve toda la semana.

o0800060012457349241

Mi mochila que pesaba 7.5kg hace una semana

ahora está tan encogido que parece que el nabo fuera el equipamiento principal.

o0600080012457356371

(El rollo blanco es el nabo)

 

 

Y empieza la última etapa.

 

Han pasado muchas cosas en estos 7 días en Atacama y en los días anteriores.

 

Recordando esas cosas,

nos acercamos a la ciudad de San Pedro de Atacama, la meta de este maratón, literalmente “paso a paso”.

 

El equipo “KIZUNA” que se formó por decisiones impulsivas,

luego de muchos entrenamientos muy duros como el de bajo oxígeno,

por fin llegó aquí sin rendirnos a los trabajos, enfermedades ni lesiones.

Tal vez, el simple hecho de poder participar los tres juntos en este maratón ya es un pequeño milagro.

 

Durante la carrera, ninguno de los tres tuvo problemas de salud ni lesiones

y estamos acercándonos juntos hacia la meta, sanos y salvos.

Aunque ha habido pequeñas discusiones,

cada uno compartió su opinión, entendimos mutuamente,

respetamos las cualidades de todos

y así nuestro “KIZUNA” se ha hecho cada vez más fuerte.

 

Guardando en nuestro corazón todo lo que nos ha enseñado Toshio-san, que fortaleció nuestro “KIZUNA” más que nadie,

estamos en su uniforme, con su foto en el pecho.

 

“Toshio-san, ya casi llegamos.

Gracias a usted, vamos a ganar el campeonato.”

 

Había decidido que no iba a llorar hasta llegar a la meta.

Aunque era muy difícil contener las lágrimas,

me concentro y avanzo paso por paso.

 

Y encontramos el letrero de la ciudad de Atacama.

o0800060012457360191

Ya estamos cerca.

 

A 250km del punto de la partida,

 

llegó el momento.

 

“¡Unimos las manos y vamos corriendo a la meta!”

 

En el otro lado de la meta, están esperando muchos participantes y ayudantes

con gritos y aplausos.

o0800045412457384682

“¡¡¡¡Lo logramos!!!!”

o0600040012457819825

Por fin,

 

POR FIN,

 

llegó este momento.

 

 

¡¡El equipo “KIZUNA” es el campeón del mundo!!

 

o0800045012457366570

o0600090312460781830

En el pecho está la foto de Toshio-san.

 

Gracias, Toshio-san.

 

o0600090312460781831

Shin-chan y Kuro-chan que estuvieron conmigo en todo este camino del reto.

Y Ino-chan, Tomo-chan e Imaoka-chan que nos acompañaron como equipo de prensa.

 

¡¡Lo logramos!!

 

¡¡Lo logramos nosotros!!

 

¡¡Somos el campeón del mundo!!

 

¡¡Gracias todos!!

 

Lo pudimos lograr, gracias a tanto apoyo de muchas personas.

Mi corazón está lleno de agradecimiento que ni sé cómo expresar.

Ya no puedo contener las lágrimas.

 

 

Todos los staff y voluntarios del maratón,

gracias por realizar este evento tan maravilloso,

trabajando en este desierto.

 

Mis amigos y colegas que me animaron,

No saben cuánto me han ayudado sus palabras alentadoras.

Pude esforzarme porque ahí estaban ustedes.

No podría estar más agradecido.

Gracias.

 

Mi familia y mi ancestro,

muchas gracias por darme este cuerpo y corazón desafiantes.

 

Mi esposa que siempre me ayuda a mí que soy caprichoso y hago lo que quiera.

Gracias de todo corazón.

Siempre estoy afuera por trabajo, maratones o reuniones,

pero te agradezco mucho.

Y perdón por no saber expresártelo propiamente.

Muchas gracias.

 

Y……

 

“Toshio-san,

¡¡Nosotros!!

¡¡Lo logramos!!

En su uniforme,

¡¡logramos ser el equipo campeón del mundo!!

 

o0800060012457360192

Estoy seguro de que Toshio-san,

aún al día siguiente de pasar “el momento en que siento el dolor y preocupación que me hacen dudar que no pueda superar”,

estará viéndonos con la sonrisa de siempre.

o0800046112457435645

Muchas, muchísimas gracias

por su imagen tan atractiva,

su sonrisa que nunca se desaparece,

su valentía gentil que conmueve hasta al personal del hospital,

el mejor uniforme de nuestro “kizuna”,

el “alma” que dio a nuestro trabajo en equipo,

y más que nada,

su forma respetable de vivir como ser humano.

 

¡¡Por fin!!

¡¡Estamos en la cumbre de la competencia como equipo!!

 

Este título del equipo campeón mundial,

lo pudimos lograr gracias a los “KIZUNA”s

con todas las personas que nos apoyaron, alentaron y protegieron.

 

¡¡Gracias, todos!!

 

 

……continuará……

 

Capítulo 17: El canto de “KIZUNA”

Después de nuestra llegada,

vemos las llegadas conmovedoras de otros corredores, una tras otra.

 

¡Y también llegó Hamada-san, el corredor ciego, junto con Kim-san!

 

o0600040012457819822

 

Después, pasó algo más conmovedor.

 

Todos los atletas japoneses y coreanos nos reunimos con Hamada-san y Kim-san, corredor coreano residente en Japón que le ayudó a terminar la carrera,

y cantamos:

 

“Korea! Japan! Korea! Japan!”

 

tomándonos esta foto.

o0600040012457819823

 

Poco después, nos acompañaron más atletas de China, Taiwán, Tailandia, Malasia…

Y el canto fue cambiando:

 

“Asia! Asia! Asia!”

 

o0600040012457819824

Todos corrimos juntos hacia la misma meta a distancia de 250km.

Aquí, a nadie le importan conflictos fronterizos, más bien, ni existen las fronteras.

 

Así concluyó la sexta etapa, la última.

 

Sin embargo, todavía nos quedaba una “etapa” muy importante para nosotros.

 

La ceremonia de premiación después de la competencia,

la misma en la que vi a ese equipo de 4 italianos en Sahara en 2011.

 

Si les digo la verdad,

ya había preparado el discurso desde antes del inicio de la carrera.

 

Con razón me dolía la parte izquierda del cuello por demasiada preocupación.

 

Lo que yo quería hacer,

lo que quería realizar, superando a ese equipo italiano al que miraba con admiración en el desierto de Sahara,

era,

 

“Dar el discurso entre todos los miembros del equipo y mostrar nuestra fuerza unida”.

 

Cuando ganó el equipo italiano en Sahara en 2011,

el líder del equipo dio un excelente discurso.

Pero, nosotros “KIZUNA”,

ganamos el campeonato como un equipo donde todos somos líderes,

donde cada uno revela su talento en situaciones requeridas.

El discurso también debe ser dividido entre tres partes

y dado por los tres miembros.

 

Discutimos el contenido, hicimos repetidas revisiones,

practicamos la pronunciación de inglés,

y en la ceremonia, enfrente de todos los participantes,

dimos este discurso, con una foto de la cara de Toshio-san en la pantalla de una computadora:

 

 

=Original en inglés=

 

- Hiro (Ono):

Thank you so much…

At first, very important thing…

During this race, we were very happy to be cheered up like “Go Boys”", “Good luck Boys!”.

But unfortunately, we are not “Boys”.

We are almost 40th, not 14th :P

Anyway, Our team name is “KIZUNA”.

“KIZUNA” is a Japanese word which means something can tie people  together emotionally, like a “bond” in English.
This wear is our KIZUNA for both all of us and with “him” (pointing at Mr. Toshio’s photo).

 

- Shinya (Shin-chan):

He is the designer of our team ware, as well as our friend, elder brother, who taught us the importance of ” KIZUNA ”

He had been fighting against cancer for 11months, and passed away last week , just the same day we left Tokyo for Atacama, for this race….

He was only 50years old….

It was his pushing us whole the way , that enabled us to get this great prize..

So we would like to pray for him , for 5seconds..

It would be great , if u could pray together for him..

 

- Yosuke (Kuro-chan):

Completing this race as a team, we got more experiences than expected.

We learned how difficult the team management under tough condition is.

However, once we got over the difficulties, we could enhance hour team abilities more than sum of individual abilities.

Thanks to my team mates, we got a successful result, as well strong friendship among us, our KIZUNA.

Also, we’d like to thank you for all competitors and staff.

Top rankers would open undeveloped wild course, all the runners encouraged us showing their fighting spirits toward goal, and, all the staff provided us great supports all the time.

 

- Hiro (Ono):

Lifetime is limited.

But, this is why we do our challenge.

We really thank to each of our friends, family, and ancestors that we were able to do our challenge, like this crazy Atacama Crossing.

Lastly, we would like to thank to all the staff of Racing The Planet, thanks.

 

 

=Traducción=

 

- Ono:

Muchísimas gracias.

Primero, una cosa muy importante….

Durante esta carrera, estuvimos muy felices de ser animados con los gritos de “¡Vamos niños!” “¡Suerte niños!”.

Pero desafortunadamente, no somos “niños”.

Casi cumplimos 40 años, no 14.

Total, el nombre de nuestro equipo es “KIZUNA”.

“KIZUNA” es una palabra en japonés que significa algo que liga emocionalmente a las personas, como un “lazo”.

Este uniforme que tenemos puesto es nuestro KIZUNA, tanto para nosotros como para “él” (señalando la foto de Toshio-san).

 

- Shin-chan:

Él es el diseñador de nuestro uniforme, así como nuestro amigo, hermano mayor, que nos  enseñó la importancia de “KIZUNA”.

Luchó contra el cáncer por 11 meses y falleció la semana pasada, el mismo día en que partimos de Tokio a Atacama para esta carrera.

Sólo tenía 50 años.

Fue él que estuvo empujando nuestras espaldas en toda la carrera, e hizo posible que ganáramos este premio tan honorable.

Por esa razón, quisiéramos rezar por él, por 5 segundos.

Les agradeceríamos que nos acompañaran a rezar por él.

 

-Kuro-chan:

Terminando esta carrera como un equipo, ganamos más experiencias de lo que esperábamos.

Aprendimos lo difícil que es el manejo de un equipo bajo condiciones rigurosas.

Sin embargo, una vez superados las dificultades, pudimos mejorar nuestras capacidades como equipo, más que una simple suma de las capacidades individuales.

Gracias a mis colegas del equipo, conseguimos el resultado exitoso, así como una amistad muy sólida entre nosotros, el nuestro “KIZUNA”.

También, quisiéramos expresar nuestro agradecimiento a todos los competidores y staffs.

Los corredores de las primeras posiciones abrieron la ruta silvestre y no desarrollada,

todos los corredores nos alentaron mostrando su espíritu de lucha rumbo por la meta,

y todos los staffs nos ofrecieron gran ayuda todo el tiempo.

 

- Ono:

La vida es limitada.

Pero, es por eso que desafiamos nuestros retos.

Agradecemos sinceramente a todos nuestros amigos, familias y ancestros por poder desafiar nuestros retos, como esta locura del maratón en el desierto de Atacama.

Finalmente, quisiéramos agradecer a todos los staffs del Racing The Planet.

Muchas gracias.

 

=====

 

 

Después del discurso, muchos participantes, incluyendo a los mejores corredores,

se levantaron y se reunieron alrededor de nosotros.

Y inesperadamente,

el local de la ceremonia se llenó de este canto:

 

“¡¡KIZUNA!!

¡¡KIZUNA!!

¡¡KIZUNA!!”

 

Se me salió la piel de gallina.

 

Toshio-san, ¿está viendo?

Está viendo, ¿verdad?

El uniforme que hizo y el alma que nos dio

¡¡están recibiendo tantos aplausos de los atletes de todo el mundo!!

¡¡Muchas gracias!!

 

Muchos participantes se acercan a nosotros.

 

“¡Excelente! ¡Felicidades, niños!”

“¡Me conmovieron, niños!”

 

Les quise decir que no nos dijeran niños porque ya éramos de mediana edad,

pero sentí el amor en las bromas.

 

Estoy seguro que Toshio-san también está feliz,

sonriendo y haciendo esto:

o0534080012457843316

¡¡Lo logramos!!

 

¡¡Somos el primer equipo japonés que ganó una carrera de desierto!!

 

¡¡Lo logramoooooooos!!

 

 

……continuará……

 

Capítulo 18: Los deseos unidos

 

 

 

La victoria del equipo “KIZUNA”

se hizo realidad gracias a muchas personas y muchos deseos.

Pero lo más valioso es

el hecho de haber podido participar en este reto tan grande.
Para todas las personas,

la vida es limitada.

No sabemos cuándo se acaba.

La muerte es penosa y triste.

 

Es precisamente por eso que

nos esforzamos y desafiamos.

Y poe eso creo

que tenemos el deber de guardar todos los deseos y almas

que por algunas razones fueron unidos por “Enishi” en esta vida limitada,

y seguir uniéndolos de nuestra manera.
Si nuestros retos pueden seguir siendo retos

de alguien de nuestro alrededor, o alguien que ni siquiera conocemos,

algún día, en algún lugar,

no habría otra cosa que me alegrara más.
En cualquier momento en que se acabe mi vida,

puedo decir:

“¡Lo logré!”
Para poder decirlo en cualquier momento,

viviré cada día de mi vida limitada,

con el alma derecha y firme.

Así pienso.

 

 

Por último,

¡¡muchísimas gracias por leer toda mi historia!!

 

o0600040012457819825

 

 

======Apéndice ======

【Recomendación】

Se ha publicado el blog sobre la experiencia en el maratón de Atacama redactado por Shin-chan, mi compañero del equipo “KIZUNA” con el que seguiré compartiendo nuestras vidas.

Es una historia muy buena y conmovedora. Les recomiendo leerlo:

“KIZUNA – Recorrido hacia el campeonato del desierto de Atacama” (en japonés)

 

0. En la siguiente página se pueden ver las fotos maravillosas de Thiago, el fotógrafo que estuvo con el corredor ciego de Brasil. Se las recomiendo mucho. Les harán llorar.

Me encanta el carácter de él mismo, muy acogedor y afectuoso.

Nunca olvidaré la escena del abrazo del corredor ciego y Thiago, después de su llegada a la meta final.

Las fotos del corredor brasileño y sus acompañantes:

Atacama-Crossing-2013-TD-457

 

 

 

 

 

 

Las fotos de la carrera en general (nosotros también salimos en algunas. Las puse en este blog también).

Atacama-Crossing-2013-TD-405

 

 

 

 

 

 

1. El video resumen del comunicado de prensa sobre la victoria del equipo “KIZUNA” (1 minuto)

 

2. Grabación de la fiesta antes de nuestra partida a Atacama, en la que presentamos nuestros sentimientos y deseos.

Se pueden ver las presentaciones de los 3 (cerca de 90 minutos).
3. Las diapositivas que usamos al final de la fiesta de partida:

 

- Contacto para consultas sobre el comunicado de prensa:

Augumento 5 Inc.

Encargados: Ino / Baba

Correo electrónico: atacama2013@augment5.com
Teléfono : 03-6407-0854 / +81-90-3427-2321 (Ino)