Author Archives: hiro876

Capítulo 1: Una noche inolvidable en Sahara

o0622041512457909878

“Ganar el campeonato mundial como equipo en el maratón de 250km en el Desierto de Atacama”

 

Antes de contarles este gran desafío, debería referirme a La Noche.

 

Esa noche que por más que trate nunca podré olvidar,

en la que corrí toda la noche, solo, llorando, en la plena oscuridad del desierto de Sahara.

 

El 6 de octubre de 2011,

la quinta etapa, la decisiva, del “Maratón del desierto de Sahara”, mi segunda carrera de 250km en desiertos.

 

La etapa de correr toda la noche, la distancia de 90km.

A pesar de que tenía sólo 2 años de experiencia en los maratones, había mantenido la buena velocidad por los primeros 4 días, hasta la cuarta etapa.

Y ya parecía muy real la posibilidad de quedar en el primer lugar entre los japoneses y el sexto en general.

 

Sin embargo, ahí choqué con un gran obstáculo llamado “problema gastrointestinal”.

 

En las carreras de larga distancia con más de 42.195km,

además de la necesidad obvia de tener buenas piernas para sobrevivir tanta distancia,

también es importante mantener el estómago sano que continúe ingiriendo, digiriendo y generando suficiente energía para seguir corriendo.

 

Es decir,

“Aunque te quede energía en las piernas, si ya no puedes comer, te fregaste”.

 

En el quinto día de mi segunda experiencia en Sahara,

en la etapa más crítica,

me fregué.

 

 

Habrá sido por el rencor contra mi propia falta o por el alivio de haberme recuperado y poder empezar a correr de nuevo,

que corrí toda la noche llorando a gritos abajo del cielo lleno de estrellas de Sahara,

donde no se encontraba ni un otro alma.

o0534080012457958503

(Después de terminar la carrera de la quinta etapa, me tumbé en el suelo)

 

Correr 250 km en 7 días, en el desierto bajo el sol ardiente.

Y no solo correr, sino correr cargando en la espalda una mochila de 10kg que contiene alimentos y artículos indispensables.

 

Yo tenía sueño, cuando empecé a aficionarme a correr por motivos inesperados,

después de los 35 años de mi vida en que nunca había hecho ningún deporte y que nunca había tenido interés en las actividades al aire libre.

Ese sueño era participar en un maratón de desierto, algún día en mi vida.

 

Tan pronto empecé a correr me volví loco de entusiasmo,

bajé 20 kilos de peso del cuerpo que era un “gordito” con más de 20% de grasa,

y gracias a varias conexiones (“enishi”) y mis actos impulsivos,

alcancé a la línea de meta, a pesar de tan sólo 2 años de mi experiencia en maratones,

en el “Maratón de 250 km del desierto de Sahara”.

 

El resultado fue el octavo lugar entre todos y el segundo entre los japoneses.

Con sentimientos confusos entre la satisfacción por el buen resultado que no esperaba

y el despecho por no haber podido hacer lo máximo por culpa del problema del estómago,

asistí a la fiesta de celebración.

 

Ahí, lo que me dio un impacto tan fuerte que me quitó los sentimientos confusos

fue la imagen brillante de los cuatro corredores italianos que estaban en el podio

recibiendo el premio de “Equipo campeón del mundo”.
o0800053412457958504

Son los “Desert Runners (Corredores del Desierto)”,

que durante la carrera me pasaron varias veces hacia adelante y atrás.

 

Cada vez que los veía, yo sentía:

“¡¡Qué chéveres sooooon!!”

y verlos me daba mucha energía.

 

Al mismo tiempo, fue el momento en que me enteré de la existencia de la “carrera en equipo” aparte de la “carrera individual” del maratón del desierto de Sahara.

 

“¡¡Míralos!! ¡¡Qué geniaaaaal!!”

 

Correr 250 km en 7 días, en el desierto caliente, cargando 10kg de alimentos y artículos necesarios para la emergencia.

Esto es la regla común para todos los participantes del maratón de Sahara, tanto para los individuos como los equipos.

 

Sin embargo, para los participantes en equipo, se agregan además estas dos reglas:

“El equipo debe ser formado de más de tres personas (no tiene límite, pero en el momento en que queden menos de tres corredores, el equipo sale de la competencia).”

“No debe haber más de 25 metros de distancia entre los corredores, y la partida y la llegada tienen que ser al mismo tiempo.”

 

Los “Desert Runners” que conocí en el maratón de Sahara del año 2011,

los cuatro italianos vestidos del mismo uniforme,

siguieron corriendo ayudándose uno al otro,

a veces el líder jalando el brazo del que perdía su ritmo.

 

Y al fin, consiguieron el título de “equipo campeón del mundo”.

o0800042212455809738

El equipo “Desert Runners” en el podio,

cada uno con su “Escudo Plateado”, lo mismo que se les otorga a los campeones de cada género en la carrera individual,

estaba dando discurso de victoria.

 

Yo también quiero pararme en ese podio con el Escudo en mis manos.

 

Me falta mucho para quedar en el primer lugar como individuo, pero tal vez hay posibilidad en la carrera de equipo.

 

Claro, en ese entonces ni imaginaba

que después de un año y medio me lanzaría al desierto de Atacama,

formando un equipo con Shinya Sasaki (Shin-chan) y Yosuke Kurosawa (Kuro-chan),

que estaban en el mismo lugar viendo la ceremonia de premiación,

después de correr la carrera entera de su primer maratón en un desierto.

 

 

……continuará……

Capítulo 2: Así que hay varios tipos de maratones de desierto…

“Algun día, quisiera participar en el maratón del desierto de Sahara…”

Así soñaba, desde que vi esta foto después de empezar a correr.

t02200165_0640048011535006740(1)

Y un día, me enteré de un hecho sorprendente.

“Existen maratones de 250km en estos tres desiertos:

1. Desierto de Gobi, China

2. Desierto de Sahara, Egipto

3. Desierto de Atacama, Chile

 

Y sólo los que dominaron dos de ellos pueden ir al

4. El último desierto, el Desierto Antártico.”

 

“O sea….

el desierto de Sahara que ha sido mi sueño de la vida….

¡era simplemente uno de los escalones para alcanzar al último jefe (Polo Sur)!”

 

 

Así es….

Existen varios tipos de “maratones en desiertos”.

Me dio un shock saber que mi objetivo de la vida era en realidad del nivel de “el capitán de la ciudad”

y todavía había retos más tremendos en el mundo.

 

Nosotros, los seres humanos, solemos perder la razón cuando nos sentimos apurados.

 

“¡Ya no me importa!

Si es así, ¡¡iré a dos desiertos en un año y conseguiré el boleto para el último jefe!!”

 

Desde que empecé a correr, me he inscrito en varias carreras con

“Click sin pensar”

(=dar “click” sólo siguiendo lo que dice el corazón, “sin pensar” nada de lo que puede pasar después)

 

Y esta vez, con esta habilidad de “actos impulsivos”,

a pesar de la poca experiencia que tenía,

¡Click en el maratón del desierto de Gobi de junio 2011!

 

y también,

¡Click en el maratón del desierto de Sahara de octubre 2011!

 

 

¡¡Oooooops!!

¡¡Acabo de dar dos Clicks Sin Pensar en dos carreras de desiertos al mismo tiempo!!

 

 

En ese entonces, acababa de establecer mi trabajo independiente y por supuesto, no les había dicho a mis colegas sobre los maratones.

 

De hecho, no le había dicho nada ni a mi esposa.

 

“Entre más piense, se me ocurrirán más razones por las que no debo ir…

¡¡Daré el Click primero antes de que me interrumpan esas razones negativas!!”

 

En cuanto di los dos Clicks para Gobi y Sahara, declaré en Twitter.

“¡Acabo de dar Clicks para dos desiertoooos!”

 

Mi esposa publica en Twitter una respuesta para mí.

“Ey, tú, yo no sé nada de eso. Te mato.”

 

Es……. es que…… ¡ya le di el Click!

 

Bueno, ahora les contaré sobre el maratón del desierto de Gobi de junio 2011,

cuatro meses antes del maratón de Sahara de octubre 2011, en el que corrí llorando.

 

Mucha gente fue a la fiesta de celebración de mi partida a Gobi, mi primer maratón de desierto.

Entre ellos estaban Yosuke Kurosawa (Kuro-chan) y Shinya Sasaki (Shin-chan),

que luego correrían conmigo en el desierto de Atacama, como el equipo “KIZUNA”.

 

Había conocido a Shin-chan seis meses antes, por nuestros puntos comunes de “Negocios de internet” y “Nacidos en Hokkaido”.

Y a Kuro-chan lo había conocido unos meses antes a través de un amigo común.

 

Los dos eran “recién conocidos” para mí.

Sin embargo, a los dos les gustaba siempre hacer actividades desafiantes

y posiblemente mi desafío les estimuló a empezar a correr.

 

En ese entonces Shin-chan tenía unos seis meses y Kuro-chan apenas dos meses corriendo.

Shin-chan y Kuro-chan tampoco se habían conocido hasta 2 meses antes.

Claro que no tienen experiencia alguna en desiertos.

 

Estos dos hombres, gracias a alguna “Enishi” (conexión), asisten a mi fiesta de partida al desierto de Gobi, mi primer desierto.

 

“Correr 250km en el desierto, donde de día la temperatura sube hasta más de 40 grados y de noche baja hasta bajo cero, cargando bulto de 10kg con alimentos para 7 días.”

 

“La vida es corta.”

“Quiero conocer el mundo que no conozco.”

“Tus retos cambian tu mundo. ”

 

Mi presentación sobre mi entusiasmo por el reto todavía desconocido

les dio una extraña motivación,

y ahí tuvieron una conversación crítica que definiría su futuro.

o0800053312455739912

(Una foto de ese día. Yo (derecha) hablándole a Kuro-chan (con mochila))

 

Shin-chan “Oye, Kuro-chan, ¿qué vas a hacer tú?”

Kuro-chan “Pueeeeeees……..”

Shin-chan “Te estoy preguntando qué vas a hacer acerca de lo del desierto.”

Kuro-chan “Esteeeeee………”

 
o0800053312455739911

(Kuro-chan a la izquierda, Shin-chan a la derecha)

 

Así, en julio 2011, unas semanas después de que yo había terminado la carrera de Gobi,

escuché un rumor de que Kuro-chan y Shin-chan iban a organizar una reunión llamada

“Reunión para lo del desierto”.

 

¿Por qué no iría yo con ellos?

Ese entonces yo tenía mucha autoconfianza, sólo porque había terminado la carrera de Gobi y me había inscrito en la de Sahara.

 

“Nuestros corazones ya están dirigidos hacia el desierto. Lo único que hay que hacer es el Click Sin Pensar”

“La vida es corta. Hay que hacerlo ahora en este momento. Déjenme sacar mi laptop”

 

Con la ayuda de alcohol y pensamientos impulsivos,

junto con Kuro-chan, Shin-chan y unas personas más,

“¡Click Sin Pensar para el maratón del desierto de Sahara dentro de 3 meses!”

 

Nadie tenía idea de que este momento fuera el decisivo

que daría la luz al Equipo KIZUNA en el Desierto de Atacama

después de un año y medio.

 

……continuará……

 

Capítulo 3: Formación del equipo “KIZUNA”

Aunque la inscripción se puede hacer con un acto impulsivo de Click Sin Pensar, terminar la carrera no es así de fácil.

 

Es lo clásico de los maratones de 250km en desiertos.

 

En julio 2011,

A Kuro-chan y Shin-chan que acababan de inscribirse en el maratón de Sahara de 3 meses después,

yo, como un corredor un poco más entrenado que ellos y con la experiencia del maraton en otro desierto,

fui dándoles cada vez más retos, a veces casi de broma, para que nos desarrolláramos juntos.

 

===

Kuro-chan “Oye Ono-chin, estoy pensando subir hasta la cumbre del Monte Fuji desde la quinta estación, cargando la mochila para desiertos para entrenarme.”

 

Yo “Kuro-chan, no seas tonto. Yo he hecho una carrera de correr desde el pie hasta la cumbre del Monte Fuji. ¡Tú también deberías correr desde el pie hasta la cumbre!”

 

=====

Kuro-chan “¡Me engañaste! Corrí del pie a la cumbre del Monte Fuji y cuando llegué a la cima, ¡ya era medianoche!”

Yo (en mi corazón) “Wow…. ¡este hombre es muy bueno y loco!”

===

Shin-chan “Ono-san, no quieres ir conmigo a buscar zapatillas para el desierto?”

Yo “Está bien pero oye, hay que inscribirnos en “Maratón Eco-Journey Okutama 99km” de dentro de 2 semanas, ¿no? ¡Deberías conocer carreras largas!”

 

Y llamo a la oficina de administración que ya habían cerrado la inscripción.

Yo “Hola, soy un corredor que va a participar en su próximo maratón y llamo para preguntar si puede participar también mi amigo que dice que tiene muchas y muchas ganas de participar….”

=====

Y así, Shin-chan y yo terminamos juntos la carrera de “Eco-Journey Okutama 99km”, que en el mapa se ve que son 106km, todo el día desde la madrugada hasta la medianoche.

Yo (en mi corazón) “Wow, ¡este hombre es muy valiente y súper interesante!”

 

====

Yo “Oigan, Shin-chan y Kuro-chan, vamos a correr en el Maratón de 100km en Norte de Ojotsk. Yo voy vestido de vaca.”

o0480064012455778008

=====

Con toda esta cadena de decisiones impulsivas, se desarrollaron nuestras habilidades y  fuerza mental.

Y llegamos a participar, como individuos, en el maratón del desierto de Sahara en octubre 2011.

La carrera donde me fascinaron los “Desert Runners”, el equipo ganador italiano.

 

Gracias a todos los entrenamientos (a veces muy locos),

Kuro-chan y Shin-chan terminaron sanos y salvos su primer maratón de desierto

y después siguieron para cumplir más y más retos,

entre ellos el “correr el maratón de 100km, los tres con disfraces chistosos”.

o0800056412455760360

Corrimos en varios maratones vestidos así, aprendiendo la habilidad, la manera de correr y el carácter de cada uno y creciendo así como un equipo de corredores.

 

Y un día, en una reunión cualquiera,

“Mmm, me dan ganas de participar en alguna otra carrera desafiante…”

“Oh, ¿qué tal el maratón del desierto de Atacama 2013?

¡Podríamos hacer el Click Sin Pensar aquí en este momento!”

 

Click.

Click.

Click.

 

………

 

“Oigan, si vamos ahí, ¡hay que participar en la carrera de equipos!

¿Tal vez podemos intentar a ganar el campeonato mundial?”

 

Así, con muy, pero muy impulsivas decisiones,

se definió la inscripción de Kuro-chan, Shin-chan y yo como un equipo

en el maratón del desierto de Atacama, de marzo 2013.

 

Este es el mismo comienzo de la historia de

“el desafío del equipo “KIZUNA” en el maratón de 250km en el desierto de Atacama”.

 

 

……continuará……

Capítulo 4: Yo, disfrazado con bajo oxígeno

Participar en el maratón de 250km en el desierto de Atacama, como equipo.

Y ganar el campeonato mundial.

 

Kuro-chan, Shin-chan y Ono se decidieron.

 

Sin necesidad de obligar,

los tres fuimos dando Clicks para maratones y carreras de 100km cada fin de semana para entrenarnos, así incentivándonos mutuamente.

 

Desde la carrera “Hagi-okan” donde se corre 140km en 24 horas,

hasta “Ultra Trail Mount Fuji”, en la que se corre 156km de senderos montañosos del Monte Fuji por 48 horas, es decir dos noches sin dormir,

fuimos subiendo niveles de los retos.

 

Pero los tres no somos corredores profesionales ni desempleados.

Cada uno tiene su trabajo.

Aunque no teníamos muchos días en que podíamos juntarnos,

nos intercambiamos información y motivación por internet

y esperamos el día de la partida a Atacama.

 

Para ese entonces, habíamos ganado experiencias en carreras de desiertos.

 

Ono (yo):

Desierto de Gobi, China (junio 2011)

Desierto de Sahara, Egipto (octubre 2011)

 

Shin-chan:

Desierto de Sahara, Egipto (octubre 2011)

Desierto de Gobi, China (junio 2012)

 

Kuro-chan:

Desierto de Sahara, Egipto (octubre 2011)

 

Y gracias a estas experiencias teníamos más confianza en nosotros mismos.

Sin embargo, ninguno conocía el desierto de Atacama.

 

La gran diferencia entre el desierto de Atacama y otros desiertos es la altura.

Tienes que correr a la altura de más de 3000 metros,

donde hay poco oxígeno, lo cual causa malestar del cuerpo.

Por eso, les recomendé el entrenamiento con poco oxígeno para desarrollar la función del corazón y los pulmones.

Este es muuuy duro.

 

Te tapas la boca y la nariz con una máscara para que entre menos oxígeno,

y corres en la caminadora subiendo poco a poco la velocidad e inclinación.

 

Mientras te entrenas, mides el nivel de oxígeno en la sangre (SpO2, normalmente mide 100).

Si ves que está a menos de 80, tratas de subirlo respirando fuerte o bajando la velocidad.

 

Fue la primera vez que sentí lo difícil y doloroso de respirar.

Tanto que cada vez que tenía este entrenamiento en la agenda, me ponía nervioso y decía

“Me da miedo ir al gimnasio hoy….”

 

Pero los tres seguimos este entrenamiento y nuestros comentarios tales como

“Hoy corrí con el mismo nivel de oxígeno que el de Kilimanjaro”

“Yo llegué al nivel de Everest por un ratito”

nos motivaban cada vez más.

Este entrenamiento sería después un gran tesoro para los tres.

 

Otra característica de Atacama es el frío.

Debido a su altura, la temperatura puede bajar hasta bajo cero en la noche.

Si no nos abrigamos bien, no podemos correr bien.

No obstante, en los maratones en desiertos tienes que correr cargando todo el equipamiento.

Entre más pesado está tu equipaje, más lento corres.

En una competición por equipo, podrías frenar a otros corredores de tu equipo por culpa de tu mochila.

Cómo aligerar la carga, manteniendo el equipamiento para correr con seguridad.

Esto era un reto importante para nosotros.

 

En los maratones en desiertos, existe una lista de objetos requeridos elaborada por la  oficina de administración.

Si no tienes todos esos objetos, no te permiten empezar la carrera

y durante la carrera hay chequeo de equipaje, donde si descubren que te falta algo te pueden dar sanciones.

 

En la lista para el Desierto de Atacama estaban:

- Bolsa para dormir que aguante el frío

- Pito y espejo (para reflejar la luz del sol) para casos de emergencia

- Gorro de algodón, saco de plumas y guantes (para el frío)

- 2 linternas eléctricas, para la cabeza o las manos

- Frazada para casos de emergencia

- Alimentos de más de 2,000Kcal por día (14,000Kcal en total para los 7 días), etc.

 

“¡Oye! ¡Este es 5 gramos más ligero que el otro!”

“Ohhh ¡este alimento tiene bastante caloría por su peso y sería fácil de comer en el desierto seco!”

 

Así seguimos buscando equipamientos que pesaran un gramo menos y comida adecuada para desiertos, reportándonos cada vez que los encontrábamos.

 

Y un día, se nos ocurrió otra idea loca.

 

Yo “Oigan, nosotros hemos corrido disfrazados en varios maratones de 100km.

No es suficiente simplemente ganar el campeonato.

¿Por qué no ganamos disfrazados y dar un impacto a todo el mundo?”

 

Yo soy el que empezó a correr disfrazado, por una simple razón.

“En las carreras, puedo correr gracias a los apoyos de los staffs y el público que están en las calles. En agradecimiento, les voy a entretener un poco.”

 

No.  No lo empecé para que me dieran piropos.

 

Mientras corría en los maratones vestido de varias cosas, me di cuenta de que no solamente el público sino también otros corredores se entretienen, y sus sonrisas me dan más energia.

 

Otra cosa buena es que más gente se acuerda de mí y me reconocen en otras carreras.

Esta costumbre se contagió como virus entre mis amigos.

Por otro lado, mientras probaba varios disfraces como panda y pinguino,

se fue formando mi “política de disfraz”.

 

“Algo que sea fácil de reconocer para cualquier persona de cualquier generación y fácil de llamar el nombre”

(Debe ser algo que entretenga a todos para que me reconozcan en el corto momento en que paso corriendo y que puedan gritar el nombre)

 

“Algo que se permita ver mi cara”

(Cuando ven mi sonrisa corriendo disfrazado, la gente se entretiene más)

 

Así, los tres nos disfrazamos en varias carreras y para ese entonces ya cada uno tenía su disfraz favorito.

 

Shin-chan: Plátano

o0800106712455778009

 

Kuro-chan: Jirafa

o0800060012455778010

 

Yo: Nabo

o0800060012455779526

(Entonces yo no sabía que el nabo japonés no se conocía mucho en el extranjero. )

 

 

“Imagínense.

Si un plátano, una jirafa y un nabo corren juntos y ganan el campeonato mundial,

¿no será lo más sensacional de la historia?”

 

Tal vez habíamos hecho demasiado entrenamiento de poco oxígeno.

Nos volvimos tan locos que no podíamos dejar de imaginarlo.

 

Cada uno de los disfraces pesaba lo siguiente:

Shin-chan: Plátano, 730 gramos

Kuro-chan: Jirafa, 711 gramos

Yo: Nabo, 635 gramos

 

“Otras cosas no pueden pesar ni un gramo más,

pero ¡no hay que quitar los disfraces!

De hecho, podríamos usarlos como un tapete para poner abajo de la bolsa de dormir y como abrigo también, ¿no?”

 

Sí, estábamos así de locos.

o0800060012456589471

(Mi báscula y las cosas que se examinan gramo por gramo. Y, el nabo

 

……continuará……

 

Capítulo 5: Mi primer abandono

El tiempo ha pasado y faltan 3 semanas para el maratón del desierto de Atacama.

 

Yo, completamente enloquecido,

doy el Click para el “maratón de 315km en la isla de Okinawa”

solito, como preludio de Atacama.

 

Correr 315km por toda la isla de Okinawa en un fin de semana de 3 días.

100km al día, por 3 días.

 

Ustedes los lectores están completamente permitidos a decir

“Este hombre debe ser un tontito”.

 

Además, la oficina de administración de la carrera decía:

“Bueno, ésta es la primera vez que realizamos este maratón, así que considérenlo como  un pre-estreno. (O sea, no podemos asegurar lo que vaya a pasar)”

 

Era tan mal organizado que poco antes de la competición dijeron:

“Disculpen, no habíamos medido bien la carrera y en realidad son 324km en vez de 315km.”

 

“Mmmm, ¡¡se escucha divertidooooo!!”

 

Antes de ésta, mi carrera de la distancia más larga era “maratón de Hagi-okan”,

donde corrí 250km en 48 horas.

 

Ésa fue seguir corriendo 250km sin dormir dos noches y ésta es correr 324km en 3 días, quedándome a dormir 2 noches.

Si lo logro, aunque el ambiente va a ser diferente, ganaría un gran confianza para Atacama.

 

======

 

El segundo día en el Maratón de 315km (324km) en la isla de Okinawa.

 

Empezó a sentir un dolor sordo en mi pierna derecha.

El dolor incrementó cada vez más y llegó al nivel en que ya no podía ni caminar.

 

Y en el punto a 165km de la partida,

yo que había terminado docenas de carreras de 45km, 100km y 250km,

experimenté mi primer abandono de carrera de mi vida.

 

En el facebook puse la foto con la sonrisa y una cerveza en la mano,

o0612081612456590705

Pero por dentro me mataban la frustración y la preocupación de

“¿Estaré bien para Atacama en 3 semanas…..?”

 

o0800060012456594584

(Me pusieron cintas así en las piernas después del abandono. Me dolía al caminar.)

 

 

Después, recibí varios tratamientos repetidas veces

y le eché todas las ganas a la curación de la pierna.

o0612081612456593723

 

Esta vez voy a Atacama como una parte del equipo.

“En el momento en que quedan menos de tres corredores, el equipo sale de la competencia”.

 

En caso de que yo no pueda participar por la herida,

o si abandono en medio de la carrera como esta vez,

todo va a acabar ahí.

 

Reflexionando sobre mi pasado,

en mis primeros 3 años y medio siempre luchaba contra heridas.

Nunca había hecho ningún ejercicio y de repente empecé a correr como loco.

Es natural que me pasen problemas en el cuerpo.

 

Por mi experiencia, ya sé estimar cuántos días tomaría el tratamiento de cada problema.

Esta pierna también podré curarla antes de Atacama, ya que tengo todavía 3 semanas.

Pero hay que hacer todos los tratamientos para la máxima seguridad.

 

Una semana antes de Atacama, luego de varios tratamientos y estiramientos diarios,

Shin-chan, Kuro-chan y yo ya nos habíamos inscrito en el maratón de Tokio.

 

Una semana antes de la carrera muy importante, en la que tratamos de ser el campeón mundial como equipo.

Si no me hubiera vuelto loco, hubiera escogido a no participar.

Sin embargo….

 

“¡Yo también voy! ¡Hay que ir todos disfrazados!”

 

Dije esto, por una razón que les contaré después.

o0800060012456552266

(Shin-chan (izquierda), yo (medio), Rikimaru-chan, el piloto (derecha) comiendo Gyudon en la mañana antes del maratón de Tokio. Todos somos adultos de un poco menos de 40 años.)

 

“Ya debe de estar bien mi pierna.

Aparte, si no puedo correr el maratón de Tokio, ¿cómo voy a poder 250km en el desierto en una semana?”

 

Pero la realidad no era nada optimista.

Inmediatamente después de empezar a correr, reapareció el dolor de la pierna que lastimé en Okinawa.

 

“Esto…. no… es….. bueno……….”

 

En el punto de 20km, decidí el abandono pensando en Atacama.

Como ya tenía una experiencia de abandonar, ya no me daba miedo.

 

Un staff del maratón de Tokio me dijo:

“¿Abandonas? Pásate al autobús.”

Yo “No se preocupen, vivo muy cerca. Voy corriendo.”

Staff “¿Cómo? ¿Puedes correr?”

Yo “Sí. Disculpen. Voy corriendo así en mi nabo. Gracias.”

 

Éste fue mi segundo abandono de la vida.

 

A final de cuentas me convino, porque tenía que viajar a China por trabajo unas horas después del maratón de Tokio y si hubiera terminado la carrera al ritmo lento no hubiera alcanzado.

 

Sin embargo, el hecho de que abandoné las dos carreras antes de la de Atacama donde intento ganar el campeonato como equipo me daba gran preocupación que invadía mi corazón.

 

 

Sólo faltan 7 días para la partida del maratón en el Desierto de Atacama.

 

……continuará……

 

Capítulo 6: Nuevos compañeros del equipo “KIZUNA”

Para ese entonces, ya habían entrado 3 acompañantes al equipo “KIZUNA”,

nuestro equipo que se dirige al campeonato en el desierto de Atacama.

 

Son 3 miembros del

“equipo de prensa para el documental de KIZUNA” .

 

 

Ino-chan de la empresa Augment5,

que a pesar de su juventud, había empezado a realizar muchas actividades internacionales en la empresa de producción de imágenes;

o0597039812457916774

Tomoko Mikanagi (Tomo-chan);

o0800053112457924828

Finalmente, Imaoka-chan

que, a pesar de no tener ninguna experiencia en la prensa, decidió acompañarnos

gracias a su admirable decisión impulsiva:

o0640048012457925380
(Imaoka-chan a la izquierda)

 

Había conocido a Ino-chan, el líder de este equipo de prensa, sólo un mes antes.

Todo empezó con unas conversaciones en el chat.

 

Ino-chan: “Hola Ono-san, ¡me dio mucho gusto conocerte el otro día!

Por cierto, siempre participas en muchas carreras interesantes, ¿no?

¡Me gustaría ir contigo a filmar una carrera en la que corres!”

 

Yo: “¡Claro! De hecho, es muy pronto pero ¿no quieres ir al desierto de Atacama?

Vamos a tratar de ganar el primer campeonato como un equipo japonés y vamos a correr disfrazados.

¡Va a ser súper interesante!”

 

Normalmente, las empresas de producción de imágenes deciden filmar después de tener una “salida (comprador de las imágenes)” tales como canales de televisión o películas.

Las personas normales no tomarían una decisión antes.

 

Sin embargo,

Ino-chan: “Todavía no tengo la salida para eso pero……

¡Voy a ir de todos modos!!”

 

Y convenció a Tomo-chan que trabajaba con él, formando así el equipo de prensa para KIZUNA.

 

Como las obras de Augment5 empezaban a ser conocidas internacionalmente,

yo también estaba muy emocionado.

 

“¡Me encanta que las personas talentosas estén así de motivadas!!”

 

No obstante, la oficina de administración del maratón de Atacama nos dijo:

“Necesitamos confirmar si se permite registrar la participación del equipo de prensa, ya que nos faltan muy pocos días.”

 

Además,

“Se requieren tres personas para alquilar un coche para el equipo de prensa.”

 

 

Unos días después, estaba conversando con Imaoka-chan, al que conocí a través de Shin-chan.

Imaoka-chan: “Yo también pienso participar en Sahara el próximo año (2014).”

Yo: “¡Qué bien! Por cierto, todavía no sé ha definido pero queremos llevar a un equipo de prensa para hacer documental y hay un asiento libre…”

Imaoka-chan: “¡¿En serio!?

Yo no tengo nada de experiencias en la prensa pero ¡quiero ir!

¡Les ayudo en cualquier cosa! ¡También me serviría para Sahara del próximo año!”

Yo: “¡Perfecto! ¡Le voy a avisar a Ino-chan del equipo de prensa!”

 

Así nació el equipo de prensa de KIZUNA,

Ino-chan, Tomo-chan e Imaoka-chan.

 

Ino-chan y Tomo-chan, que entraron primero al equipo de prensa,

y el tercer miembro Imaoka-chan

ni siquiera se conocen.

 

Sin embargo, aún antes de recibir la respuesta de “Participación de prensa OK” de la oficina de administración,

los tres compartieron mi itinerario de viaje a Atacama y dijeron:

“Por lo menos hay que apartar los vuelos”

y le dieron el Click.

 

¡Wow, siento un buen presentimiento!

 

Así el equipo KIZUNA fue formado oficialmente por 6 miembros,

Corredores: Shin-chan (Plátano), Kuro-chan (Jirafa) y Yo (Nabo)

Prensa: Ino-chan, Tomo-chan e Imaoka-chan.

o0800060012457928176
(De izquierda a derecha, Kuro-chan, Ino-chan, Shin-chan, Kiyopi, Tomo-chan, Yo, Imaoka-chan agachado al centro. *Sobre “Kiyopi” se mencionará más adelante.)

 

En el viaje, conseguimos a cada vez más compañeros.

¡Me siento como en Dragon Quest!

 

Y todos nosotros estamos verdaderamente ansiosos de realizar la idea loca de

transmitir al todo el mundo las imágenes de plátano, jirafa y nabo que corren en el desierto para ganar el campeonato.

 

“Entre más personas involucramos, surgiría más presión y preocupación. Pero ¡hay que superar todo eso!”

 

“¡Hay que lograrlo!!”

 

 

……continuará……

 

Capítulo 7: Viaje de Enishi a Atacama

Los tres corredores del equipo KIZUNA,

Kuro-chan, Shin-chan y yo,

teníamos la agenda llenísima antes del maratón de Atacama.

 

Kuro-chan, por su trabajo,

Estambul – Washington – Londres – Inscripción en el maratón de Tokio – Maratón de Tokio disfrazado de Jirafa – Desierto de Atacama.

 

Shin-chan también,

entre sus viajes a Malasia, Filipinas, Estados Unidos y otros viajes domésticos, el maratón de Tokio disfrazado de Plátano.

 

Y yo,

Maratón de Tokio disfrazado de nabo (abandonado a los 20km) – viaje de negocio a China por 3 días a partir de la misma noche – regreso a Japón a medianoche – salida a Atacama después de unas horas.

 

Sé que ustedes lectores inteligentes dirán:

“¿No fue necesario el maratón de Tokio en medio de entre todos esos viajes no?”

 

 

Y por fin llegó el día de la partida a Atacama.

 

No habíamos dormido bien por nuestros trabajos y otras cosas que teníamos que hacer para el viaje a Atacama, pero decíamos siendo optimistas:

“¡Está bien para que no nos dé jet lag!”

 

Nuestro trayecto desde Japón hasta Atacama era:

Narita – Nueva York – Santiago, Chile – Calama, Chile.

Son 3 vuelos y 40 horas en total.

 

 

A mí me encanta la palabra “Enishi (conexión por casualidad)”.

Y nunca había visto una cadena de tantos Enishi

que en este viaje a Atacama.

 

Primero, en el vuelo de Narita a Nueva York.

Sorprendentemente, el piloto que manejó el avión fue

Rikimaru-chan, que fue a la escuela primaria con Shin-chan y que ahora es nuestro amigo corredor.

En el maratón de Tokio de hace unos días, corrió con nosotros disfrazado de Soya.

 

Además, la chief purser (líder de los aeromozos) era graduada de la misma escuela de Maki-chan que ha corrido en los desiertos con Shin-chan y conmigo

y que también iba a participar en el maratón de Atacama esta vez.

 

Por esta cadena de Enishi,

que me hizo gritar “¡Cómo es posible esto!”,

en el vuelo a Nueva York, unas aeromozas fueron a mi asiento y me entregaron una tarjeta, diciendo “Le deseamos mucha suerte para que gane el campeonato”.

o0800106712456561052

 

La verdad es que….

cuando fui a China por trabajo justo antes de la salida a Atacama,

me enfermé y en el vuelo de regreso a Japón sufría de náuseas, dolor de cabeza y temblaba de escalofrío.

 

“Quién sabe si lejos de correr en Atacama, me dejan subir a este avión para Japón….

Pero si no subo a éste, no alcanzo a Atacama…..”

 

Así, casi moribundo, logré regresar a Japón a medianoche.

Desde el aeropuerto de Narita, estuve acostado luchando contra las náuseas.

Sólo faltaban 7 horas para la salida de mi casa a Atacama.

Antes de llegar a la casa, tuve que ir al hospital de emergencia.

Bajo estas circunstancias, me la pasé dormido en el avión de Narita a Nueva York, primer vuelo del viaje a Atacama.

o0800106712456562578

(Había una fila de asientos que por suerte estaban desocupados y ahí me dormí por 12 horas. Sí tengo el cinturón abrochado. Fotografiado sigilosamente por Shin-chan.)

 

Durante el vuelo, varias aeromozas se acercaron a decirme:

“¿Se encuentra bien?”

“Ha estado dormido, ¿desea comer algo?”

“Veo que no ha comido casi nada, ¿hay algo que necesite?”

y sentía mucha amabilidad de ellas.

 

Pensándolo bien, tal vez Rikimaru-chan el piloto y la chief purser, la amiga de Maki-chan, les dijeron para que me trataran bien.

Qué buenos son….

 

Gracias a las aeromozas, recuperé un poco de energía.

 

“Qué fácil soy….

¡¡Me dan más ganas de lograr mi objetivo!!”

 

Ahora que ya había recuperado un poco en el vuelo a Nueva York,

la preocupación era el dolor en la pierna lastimada en Okinawa que había reaparecido en Tokio.

 

La verdad es que en China no podía dormir de preocupación de la pierna

y en la noche aprendía en internet a encintar la pierna y lo practicaba repetidas veces.

 

“¡Debo hacer todo lo posible!”

 

Y llegué a la conclusión de recibir un tratamiento de la pierna en Nueva York, en las 12 horas de tránsito.

Aquí hubo otro Enishi milagroso.

 

Le dije a Ayako Yamazaki (alias Ayaro-chan), graduada de la primaria de Shin-chan y de la secundaria mía, que actualmente vive en Nueva York y también es corredora.

Ella me dijo:

“¡Mi fisioterapeuta buenísimo dice que te puede atender!”

 

Con la ayuda de Ayaro-chan que faltó un día de trabajo para recogerme en el aeropuerto,

fuimos a la clínica de Evan, el fisioterapeuta.

Yo: “Ayaro-chan, no sé como agradecerte. Haría cualquier cosa que me pidas. ¡Gracias!”

Ayaro-chan: “Entonces, Ono-san, ¡invítame todas las cenas de próximos 100 años!”

Yo: “¡¡Pan comido!!”

Adentro del coche que manejaba Ayaro-chan pasando por Manhattan,

Tomo-chan del equipo de prensa que me acompañó al tratamiento me preguntaba varias cosas filmando con la cámara.

Tomo-chan: “Ono-san, ¿cómo está tu salud y la pierna?”

Yo: “Mmmm, no podría decir que no estoy preocupado, pero sé que puedo arreglar la situación. Más bien, ¡tengo que arreglarla!”

En realidad estaba lleno de preocupaciones, pero es que me estaba filmando.

Tomo-chan: “¿Tú que siempre estás enérgico también sientes la presión?”

Yo: “Pues, siempre pensaba que yo tenía que ser el líder porque tengo más experiencia en las carreras que los demás, y honestamente me da miedo imaginar que yo sea el freno del equipo por una herida…”

Entonces, Ayaro-chan que estaba manejando el coche dijo sonriendo, algo que me azotó.

Ayaro-chan: “Ahhhh, cuando yo hacía deportes de equipo me di cuenta de que siempre en un equipo hay una persona que se preocupa solito y en vano, por su propia voluntad. “

¡¡Eso es lo que soy ahora!!

Después de una hora en coche, llegamos a donde Evan, el fisioterapeuta.

Primero me toma el pulso y dijo sonriendo, otra cosa que me azotó.

Evan: “Oye, como que tienes mucha preocupación ¿no?”

¡¿Cómo…… cómo lo descubrió!?

Encima,

Yo: “Aparte de lo de la pierna y el malestar del estómago, últimamente me duele mucho la parte izquierda del cuello.”

Evan: “Ahhhh, es lo que les pasa a los preocupones.”

!!!!!

Y todavía más.

Revisando varias partes de mi cuerpo y la dureza de mis manos y pies,

Evan: “Este….. creo que tomas demasiado alcohol. Tu hígado está un poco duro y está afectando a la dureza del músculo de tu pierna derecha y mano izquierda.”

!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

 

 

De hecho, no solamente la pierna derecha que está rota, sino también siento poco flexible  el músculo del brazo izquierdo, comparado con el derecho….

 

¡No sabía que afectaba a esas partes!

 

Es más, ¡no sabía que estaban conectados!

 

 

Yo: “Pues, sí me gusta mucho tomar, tanto que podría decir que corro para tomar….

Pero ya no tomaré nada hasta el día del maratón, ya que no estoy muy bien de la salud…”

 

 

Así se descubrió que el escalofrío y el malestar en el estómago que me ocurrieron de repente en China y el dolor en el cuello que siempre me molestaba se debían a “pensar demasiado” y “preocupar innecesariamente”.

 

Y el problema de la pierna era por “tomar demasiado” y “correr demasiado”.

 

Qué descuidado soy…..

 

Evan no sólo me indica las causas sino, por supuesto, me da tratamientos.

Para la preocupación, náuseas y diarrea me prescribió medicinas de Kampo y té infusión,

y seguimos con el tratamiento de acupuntura en la pierna.

 

Evan: “Te voy a poner un montón de agujas en las piernas y en el trasero y te va a doler mucho. ”

Ayaro-chan: “¡¡Sí!!

¡¡A mí también me hizo lo mismo y me dolió muchiiiiiiiisimo!!

¡Dale, Evan! ¡Quiero ver muchas agujas en el trasero de Ono-san!”

 

Yo: “………. Si con esto va a estar mejor, no importa. Póngame todas las agujas que quiera en cualquier lugar”

 

 

Y empieza la sesión de gritos.

Las agujas de Evan se levantan en mis piernas, una tras otra.

o0800107112456571488

Ayaro-chan: “Ono-san, yo también conozco este tratamiento. ¿Duele mucho verdad?

Yo: “Claro que no. Se siente muuuy rico……. ¡¡Ay!!”

Ayaro-chan: “¿Ya ves? ¿Te duele no?

Yo: “No, no….. fácil……. ¡¡AAAAY!!

Evan: “Ahora, las voy poniendo en la planta del pie.”

Yo: “¡¿Qué!? ¿Se pueden poner las agujas ahí? ¡¡¡¡AAAAAAYYYYY!!!

o0717096012456571487

 

Me puso unas 20 agujas, me enseñó varios estiramientos y fin del tratamiento.

Sufrí mucho de dolor, seguramente mucho más que correr 250km en un desierto.

 

Evan: “Después de la acupuntura vas a sentir dolores musculares en la pierna pero no te preocupes, para el día de la carrera ya vas a estar bien.”

 

En realidad, caminaba como un robot que sólo puede dar pasos de 5cm, por tanto dolor en toda la pierna.

 

¿De verdad podré correr 250km dentro de 4 días?

¿Y si no puedo?

Aunque pueda, ¿qué tal si en medio de la carrera me empieza a doler y ya no puedo ni caminar más?

 

¡No!

¡No debo preocuparme demasiado!

¡No pasa nada! ¡No puede pasar nada malo!

 

Regresé a Manhattan donde mis compañeros estaban tomando juntos,

pero me quedé acostado, acurrucado y débil.

 

Se acabó el tránsito en Nueva York y en los siguientes 2 vuelos mi dolor muscular de la acupuntura fueron desapareciendo poco a poco,

 

y por fin, aterrizamos en Atacama, la escena de la competición.

 

 

……continuará……

 

Capítulo 8: El pobre plátano

Somos seis personas de corredores y equipo de prensa,

que viaja de Narita a Nueva York, Santiago y Calama con varios vuelos cargando muchos equipamientos y máquinas para filmación.

 

Claro que va a pasar algo.

 

Sí.

Equipaje extraviado.

 

En el aeropuerto de Santiago, veo la cara pálida de Shin-chan.

 

Shin-chan: “No sale mi maleta……”

Yo: “¿En serio? ¿Qué tiene adentro?”

Shin-chan: “Plátano (para disfraz)……..”

Yo: “…….. Pues, en el peor de los casos, el disfraz no es un requerimiento…. ”

Shin-chan: “También tiene una parte de equipamiento y …. nuestro uniforme…..”

o0800060012456586550

(Shin-chan desesperadamente preguntando por la situación de su maleta en el aeropuerto)

 

Luego les contaré más, pero teníamos muchos sentimientos en nuestro uniforme del equipo.

 

Para nostros, no era un simple uniforme.

 

Como todos sabíamos de eso, la preocupación y desesperación nos estaban matando.

Pero no podemos hacer nada más que esperar.

 

La maleta se perdió en el vuelo de Nueva York a Santiago de Chile.

Nos quedan menos de 2 días para dirigirnos al lugar de la carrera.

¿Alcanzarán?

¿El plátano y nuestro querido uniforme?

Los seis miembros del equipo KIZUNA están nerviosos.

Para que Shin-chan no sienta presión, los demás empezamos a moverse para juntar todo lo que falta.

Sin embargo, Atacama, aún siendo un sitio turístico, es un pueblo no muy moderno.

Sería bastante difícil encontrar todos los accesorios necesarios para una carrera de desierto.

 

 

Y, un día antes de la salida al punto de reunión para el maratón,

 

 

¡¡Llegó!!

 

¡El plátano!

 

¡¡Y el uniforme!!

 

o0800060012456583533

 

Shin-chan, Kuro-chan y yo chocamos los cinco.

 

“¡Nos está acompañando la suerte!”

“Seguramente la maleta quiso pasear en Nueva York”

 

Se desapareció una gran preocupación.

Una foto conmemorativa en Atacama, con nuestros uniformes.

o0800060012456584236

(de derecha a izquierda, Kuro-chan, yo y Shin-chan)

 

Y otra foto de nuestra reunión muy seria de planeamiento de estrategia.

o0800053112456584235

(Esta foto fue publicada en la página oficial del maratón también. jaja)

 

Y la de nuestras espaldas.

o0800060012456587278

 

¡Todo está yendo perfectamente!

 

…. Menos mi salud y la pierna (de las que me preocupo demasiado innecesariamente).

Ya estaba mucho mejor que en el día de la acupuntura en Nueva York, cuando daba pasos de 5cm como un robot,

pero todavía sentía algo diferente en la pierna y mi estómago tampoco estaba perfecto.

 

Aunque todavía tenía estas preocupaciones,

mientras se acercaba el día del maratón y me comunicaba con otros corredores que llegaron de todo el mundo,

el entusiasmo le empezó a ganar a la preocupación.

 

(El entusiasmo nos hizo tomar esta foto imitando la de “Abby Road” de los Beatles.

Sí, está horrible.)

o0800053112457924831

 

“¡Por fin podemos tomar posiciones en la línea de salida del maratón de Atacama!”

 

Una vez empezado, sólo Dios sabrá lo que va a pasar.

hasta hace unos días estaba temblando de escalofrío en China.

Ya estoy muy feliz y agradecido por poder empezar a correr.

 

 

Así, el equipo KIZUNA y otros 150 corredores entran al punto de partida del maratón del desierto de Atacama.

 

¡¡Por fin, empezamos!!

 

 

……continuará……

 

Capítulo 9: Conoce al enemigo y a tí mismo

En el maratón del desierto de Atacama de este año, participan aproximadamente 150 corredores.

Entre ellos, los que participan como carrara de equipo son 4 equipos de Inglatterra, Alemaia, Escocia y Japón (equipo “KIZUNA”).

 

Siguiendo lo que dijo Sun Tzu:

“Si conoces al enemigo y te conoces a tí, no necesitas temer el resultado de cien batallas”,

había investigado los historiales de todos los corredores de otros equipos,

desde que se anunciaron los equipos inscritos.

 

El equipo de Escocia, formado de cuatro corredores hombres y mujeres,

según mi análisis de sus carreras pasadas, no debe de estar poniendo la mira en ganar, sino más bien en terminar toda la carrera.

 

Los tres corredores del equipo de Alemania tienen buenos historiales,

pero hay uno que tiene 55 años y por sus resultados en carreras anteriores,

no debe ser una gran amenaza, porque el corredor más lento define la velocidad del equipo.

 

Lo que no sabemos bien es sobre el equipo de Inglaterra, constituido de 3 corredores.

No encuentro sus historiales en maratones en desiertos, pero por el nombre del equipo, los tres deben de ser triatletas.

No sabemos nada más hasta que los veamos en la carrera.

 

Aparte de analizar otros equipos, también había planeado nuestras estrategias para la carrera.

 

En el maratón del desierto de Atacama,

tienes que correr 40km al día en los primeros cuatro días (etapa 1 – etapa 4),

80km en toda la noche entre el quinto y el sexto día (etapa 5),

y otros 10km en el último día (etapa 6).

 

La distancia entre los equipos empieza a verse marcada después del tercer día,

cuando todos tienen menos alimentos en su equipaje.

 

“Los primeros dos días (etapas 1 y 2) no nos aceleramos mucho,

el tercer día subimos un poco de velocidad,

a partir del cuarto día nos empezamos a acelerar

y la última noche (etapa 5) corremos a la máxima velocidad. ”

 

“Viendo nuestros resultados como equipo en carreras pasadas, si todos quedamos en menos de quincuagésimo lugar como individuos,  nuestra victoria estará casi asegurada.

En el maratón del desierto de Sahara, yo quedé en el octavo lugar, Kuro-chan 28 y Shin-chan 40 y después todos hemos mejorado aún.

Si hacemos todo lo que podamos hacer, tenemos toda la posibilidad.”

 

 

Por experiencias en otros desiertos, sé que las etapas que decide la victoria son

la etapa 4 (cuarto día), cuando el cansancio se acumula y la mochila pesa menos,

y sobre todo la etapa 5 (la noche entre el quinto y el sexto día) cuya distancia es la más larga.

 

De hecho, la etapa en la que frené y perdí varias posiciones en Sahara en 2011 fue la quinta.

Y el equipo italiano que ganó el campeonato en esa carrera, había estado en el segundo lugar hasta la tercera etapa.

 

“Entre los equipos participantes de esta competición, el único del que no sabemos bien es el equipo inglés, pero los corredores son principiantes en carreras de desiertos.

Tal vez ellos van a querer ir rápido desde el principio, pero nosotros guardaremos la energía para las últimas etapas.

Sobre todo, como nosotros japoneses somos pequeños comparados con los occidentales, sentimos más carga del equipaje.

En los últimos días con menos alimentos en la carga podemos empezamos a poder correr más rápido y eso sería nuestra ventaja. ”

 

Sí, otra vez estaba “pensando demasiado” “solito, innecesariamente”.

 

Y ahora, empieza el maratón de 250km en el desierto de Atacama.

 

 

……continuará……

 

Capítulo 10: Primer día, primera etapa

Por fin llegó la mañana del primer dia de la carrera.

o0597039712457112752

(De izquierda a derecha: Shin-chan, yo y Kuro-chan)

 

En la primera etapa, se corre en el lugar más alto de toda la carrera.

Un poco menos de 40km en total, con una subida de hasta 3,300m de altura y luego bajada de hasta 2,400m.

 

Además, teníamos apenas 3 días en Atacama y todavía no estábamos suficientemente acostumbrados a la altura.

 

“De todos modos, el primer día vamos sin apuro y veremos qué pasa.”

 

En la competición en equipo de este maratón, hay que seguir la “regla de 25m”.

 

Todos los miembros del equipo tienen que estar corriendo dentro de una distancia de 25m,

y tienen que pasar juntos al mismo tiempo la línea de salida, la de llegada y todos los puntos de control en medio.

 

Los equipos de Alemania y Escocia que están vestidos de sus uniformes son fáciles de reconocer como equipos.

Sin embargo, los del equipo inglés que según mi investigación era el más “incógnito” no tienen un uniforme, por lo que es difícil saber cuáles son los miembros del equipo y cuáles son individuos.

 

“Bueno, no hay que preocuparnos de otros equipos desde el primer día. Trataremos de quedar en los primeros 50.”

 

Las mochilas del equipo “KIZUNA”, las que con toda nuestra inteligencia y creatividad quedaron lo más ligero posible, pesaban:

Ono: 7.5kg (el nabo de 635g incluido)

Sasaki: 9.5kg (plátano 730g)

Kurosawa: 10kg (jirafa 711g)

*A cada uno se le agrega 1kg a 2.5kg de agua.

 

Kuro-chan, como es alto, necesita más alimento y su mochila es relativamente pesada,

pero comparados con las de otros corredores, nuestras mochilas eran bastante ligeros.

Aún así, correr a la altura de más de 3000m cargando casi 10kg de mochila era más difícil de lo que pensaba.

 

“Esto es bastante duro…..”

 

Cuidamos la respiración, recordando lo que siempre decía nuestro entrenador de corrida a bajo oxígeno.

“¡Vamos subiendo el SPO2 hasta 90!”

o0800060012456615422

Avanzamos caminando en las subidas y corremos a ritmo lento en los lugares donde se puede correr.

 

“Por el momento la pierna parece estar bien. ¡¡Qué bueno!!

Pero todavía es el primer día de los siete. No puedo descuidarme.”

 

Habíamos pasado el punto de 20km y ya íbamos en la segunda mitad,

cuando empecé a sentir malestar en el estómago y asco.

 

“Noooo……. ¿Será que va a pasar lo mismo que en Sahara, y eso que apenas es el primer día…?

¿Mi estómago todavía no estaba recuperado?”

 

Después, aunque perdimos un poco la ruta y tuvimos que desperdiciar unos 5 minutos,

cuidando la pierna, terminé el primer día en el 42º lugar.

Fuimos a ritmo bastante despacio, como habíamos planeado. No está mal.

Es más, mi pierna que dolía ya en el punto de 10km en el maratón de Tokio de hace una semana, no duele para nada después de correr 40km.

 

¡Cómo me alegra esto!

¡¡Muchas gracias Evan que me atendió en Nueva York y Ayaro-chan que me lo presentó!!

 

o0800060012456615424

(La pierna completamente encintada antes del inicio de la carrera)

 

“Evan me decía que posiblemente me empezaría a doler en los últimos días.

La cuestión es cómo va a estar mi pierna en la mañana de la etapa 4, en la que tenemos que correr al ritmo real y en la mañana de la etapa 5 que es la decisiva.

… Bueno, ¡no hay que pensar demasiado!”

 

Después de la llegada, inmediatamente revisamos los resultados de otros equipos.

 

Sorprendentemente, el equipo “incógnito” de Inglaterra había llegado 16 minutos antes de nosotros.

 

“¡Cómo!

No sabemos cuántas ganas le echaron ellos en esta etapa, pero tal vez no es muy fácil vencerlos…”

 

Sin embargo, escuchando bien lo que decía la gente,

nos enteramos de que entre los tres corredores del equipo inglés, dos llegaron al mismo tiempo pero el otro llegó antes que ellos.

 

¿No sabrán de la regla de 25m, o habrán dejado la competición por equipo y ahora estarán como individuos?

 

Mientras varias dudas se surgían en mi mente,

el asco que sentía en la carrera llegó al nivel intolerable y tuve que acostarme en mi casa de campamento.

o0800060012456615423

(El plátano que esta a mi lado es el tapete de Shin-chan)

 

“No….. si estoy tan mal en el primer día, ¿cómo le voy a hacer en el resto de la carrera?”

 

Por la experiencia en Sahara y por el hecho de que no me sentía bien desde antes,

había traído abundantes medicamentos.

No obstante, tomo las pastillas para la náusea y no me sirve para nada.

 

“¿Será….. deshidratación?”

 

Inmediatamente pongo la sal en la lengua y tomo el agua.

Como Atacama es un lugar muy seco, aunque te estés sudando no lo sientes mucho.

Si te sudas, se pierde no solamente el agua, sino también la sal del cuerpo.

 

“Como que……

¡¡Ya me estoy sintiendo mejor!!”

 

Increíblemente, la causa era la falta de la sal.

 

Es que, siempre me habían dicho que:

“Cuando ingieres demasiada sal, la salinidad del cuerpo se pasa del nivel ordinario y para diluir la sal el cuerpo trata de guardar todo el agua adentro, lo cual causa hinchazón del cuerpo. ”

y por eso trataba de no ingerir demasiada sal.

 

Mi cuerpo que no se recuperaba con varias pastillas mejoró tanto, sólo por dos tabletas de sal.

¡¡Qué admirable es la sal!!

 

Una pequeña diferencia de la cantidad de la sal afecta el estado del cuerpo.

Fue el momento en que reconocí nuevamente lo complicado que son los maratones en desiertos.

 

“Pasaron muchas cosas, pero terminamos el primer día.

¡Apenas estamos empezando!

Mañana vamos a la etapa 2, en la que pasamos por varios ríos.

¡Vamos juntos, corriendo y jugando con el agua del río!”

 

 

……continuará……