Capítulo 3: Formación del equipo “KIZUNA”

Aunque la inscripción se puede hacer con un acto impulsivo de Click Sin Pensar, terminar la carrera no es así de fácil.

 

Es lo clásico de los maratones de 250km en desiertos.

 

En julio 2011,

A Kuro-chan y Shin-chan que acababan de inscribirse en el maratón de Sahara de 3 meses después,

yo, como un corredor un poco más entrenado que ellos y con la experiencia del maraton en otro desierto,

fui dándoles cada vez más retos, a veces casi de broma, para que nos desarrolláramos juntos.

 

===

Kuro-chan “Oye Ono-chin, estoy pensando subir hasta la cumbre del Monte Fuji desde la quinta estación, cargando la mochila para desiertos para entrenarme.”

 

Yo “Kuro-chan, no seas tonto. Yo he hecho una carrera de correr desde el pie hasta la cumbre del Monte Fuji. ¡Tú también deberías correr desde el pie hasta la cumbre!”

 

=====

Kuro-chan “¡Me engañaste! Corrí del pie a la cumbre del Monte Fuji y cuando llegué a la cima, ¡ya era medianoche!”

Yo (en mi corazón) “Wow…. ¡este hombre es muy bueno y loco!”

===

Shin-chan “Ono-san, no quieres ir conmigo a buscar zapatillas para el desierto?”

Yo “Está bien pero oye, hay que inscribirnos en “Maratón Eco-Journey Okutama 99km” de dentro de 2 semanas, ¿no? ¡Deberías conocer carreras largas!”

 

Y llamo a la oficina de administración que ya habían cerrado la inscripción.

Yo “Hola, soy un corredor que va a participar en su próximo maratón y llamo para preguntar si puede participar también mi amigo que dice que tiene muchas y muchas ganas de participar….”

=====

Y así, Shin-chan y yo terminamos juntos la carrera de “Eco-Journey Okutama 99km”, que en el mapa se ve que son 106km, todo el día desde la madrugada hasta la medianoche.

Yo (en mi corazón) “Wow, ¡este hombre es muy valiente y súper interesante!”

 

====

Yo “Oigan, Shin-chan y Kuro-chan, vamos a correr en el Maratón de 100km en Norte de Ojotsk. Yo voy vestido de vaca.”

o0480064012455778008

=====

Con toda esta cadena de decisiones impulsivas, se desarrollaron nuestras habilidades y  fuerza mental.

Y llegamos a participar, como individuos, en el maratón del desierto de Sahara en octubre 2011.

La carrera donde me fascinaron los “Desert Runners”, el equipo ganador italiano.

 

Gracias a todos los entrenamientos (a veces muy locos),

Kuro-chan y Shin-chan terminaron sanos y salvos su primer maratón de desierto

y después siguieron para cumplir más y más retos,

entre ellos el “correr el maratón de 100km, los tres con disfraces chistosos”.

o0800056412455760360

Corrimos en varios maratones vestidos así, aprendiendo la habilidad, la manera de correr y el carácter de cada uno y creciendo así como un equipo de corredores.

 

Y un día, en una reunión cualquiera,

“Mmm, me dan ganas de participar en alguna otra carrera desafiante…”

“Oh, ¿qué tal el maratón del desierto de Atacama 2013?

¡Podríamos hacer el Click Sin Pensar aquí en este momento!”

 

Click.

Click.

Click.

 

………

 

“Oigan, si vamos ahí, ¡hay que participar en la carrera de equipos!

¿Tal vez podemos intentar a ganar el campeonato mundial?”

 

Así, con muy, pero muy impulsivas decisiones,

se definió la inscripción de Kuro-chan, Shin-chan y yo como un equipo

en el maratón del desierto de Atacama, de marzo 2013.

 

Este es el mismo comienzo de la historia de

“el desafío del equipo “KIZUNA” en el maratón de 250km en el desierto de Atacama”.

 

 

……continuará……